Croquetas de pollo

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo total40 mins

Receta de Croquetas de pollo

Nuestro chef

Está por conocer la persona a la que no le gusten las croquetas. Una de las tapas o entrantes más populares de España y que, pese a lo que muchos creen, es más fácil de hacer en casa de lo que parece.

Al menos así es si se sigue una receta tan sencilla como la que hoy os traemos en Divino Paladar y que os permitirán tener unas croquetas caseras cremosas en apenas 40 minutitos de cocinado de lo más sencillo para todos los públicos.

En el caso de hoy, la receta que os traemos es la de una de las versiones de croquetas más famosas: las croquetas de pollo cremosas. Todo un clásico de los bares españoles que vas a aprender a disfrutar en casa a partir de hoy.

Sin más dilación, os dejamos el paso a paso de las croquetas caseras a través de la receta más fácil que existe para hacer croquetas de pollo en casa. El resultado, lo comprobaréis bien rápido, es sencillamente espectacular.

Ingredientes

 40 g mantequilla (o margarina)
 40 g harina
 500 ml leche
 4 huevos
 1 pechuga de pollo entera
 1 cebolleta
 1 diente de ajo
 500 ml aceite de oliva
 pan rallado
 1 pizca nuez moscada
 1 pizca pimienta
 1 pizca sal

Cómo hacer Croquetas de pollo

1

Buscamos una sartén o una olla y le agregamos una cucharada de aceite de oliva y, cuando comience a hervir, le sumaremos el ajo picado y la cebolleta troceada para que se cocine despacito hasta que se quede transparente.

2

A continuación cortamos la pechuga de pollo a daditos y le echamos en la sartén para que se cocine durante 10 minutos. Rectificamos la sal, le sumamos la pimienta y la nuez moscada y reservamos.

3

Buscamos un cazo y le echamos la leche y la ponemos en ebullición. En cuanto arranque a hervir la sacamos del fuego y le quitamos la grasita de la nata que se haya acumulado.

4

En la sartén donde habíamos cocinado el pollo la rescatamos y derretimos la mantequilla, agregamos harina y removemos durante 4 o 5 minutos sin parar.

5

Sin dejar de remover sumamos la leche de golpe y no dejamos de remover hasta que la bechamel esté bien espesa.

6

Agregamos el pollo que teníamos reservado con la cebolleta y lo mezclamos todo bien. Cuando lo tengamos bien mezclado echamos la masa en un plato hondo, la cubrimos con film y la metemos en la nevera hasta que espese (no menos de 3 horas)

7

Cuando esté suficientemente espesa como para poder trabajarla, cogeremos dos cucharas y le daremos forma de croquetas. Posteriormente las pasaremos por un plato que tendremos con huevo batido y, por último, por otro con pan rallado. Según las vayamos teniendo las echamos a freir en abundante aceite a fuego fuerte hasta que se doren.

8

Cuando las tengamos todas, las ponemos sobre papel absorbente y las colocamos en una fuente para sacar al centro de la mesa. Llega el mejor momento de todos: comerse nuestras cremosas croquetas de pollo caseras.

Ingredientes

 40 g mantequilla (o margarina)
 40 g harina
 500 ml leche
 4 huevos
 1 pechuga de pollo entera
 1 cebolleta
 1 diente de ajo
 500 ml aceite de oliva
 pan rallado
 1 pizca nuez moscada
 1 pizca pimienta
 1 pizca sal

Pasos

1

Buscamos una sartén o una olla y le agregamos una cucharada de aceite de oliva y, cuando comience a hervir, le sumaremos el ajo picado y la cebolleta troceada para que se cocine despacito hasta que se quede transparente.

2

A continuación cortamos la pechuga de pollo a daditos y le echamos en la sartén para que se cocine durante 10 minutos. Rectificamos la sal, le sumamos la pimienta y la nuez moscada y reservamos.

3

Buscamos un cazo y le echamos la leche y la ponemos en ebullición. En cuanto arranque a hervir la sacamos del fuego y le quitamos la grasita de la nata que se haya acumulado.

4

En la sartén donde habíamos cocinado el pollo la rescatamos y derretimos la mantequilla, agregamos harina y removemos durante 4 o 5 minutos sin parar.

5

Sin dejar de remover sumamos la leche de golpe y no dejamos de remover hasta que la bechamel esté bien espesa.

6

Agregamos el pollo que teníamos reservado con la cebolleta y lo mezclamos todo bien. Cuando lo tengamos bien mezclado echamos la masa en un plato hondo, la cubrimos con film y la metemos en la nevera hasta que espese (no menos de 3 horas)

7

Cuando esté suficientemente espesa como para poder trabajarla, cogeremos dos cucharas y le daremos forma de croquetas. Posteriormente las pasaremos por un plato que tendremos con huevo batido y, por último, por otro con pan rallado. Según las vayamos teniendo las echamos a freir en abundante aceite a fuego fuerte hasta que se doren.

8

Cuando las tengamos todas, las ponemos sobre papel absorbente y las colocamos en una fuente para sacar al centro de la mesa. Llega el mejor momento de todos: comerse nuestras cremosas croquetas de pollo caseras.

Croquetas de pollo

2 comentarios en «Croquetas de pollo»

Deja una respuesta