Croquetas de espinacas y queso

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo preparación30 minsTiempo cocinado5 minsTiempo total35 mins

Receta de Croquetas de espinacas y queso

Nuestro chef

Las croquetas de espinacas son una deliciosa opción para aquellos que buscan una alternativa vegetariana a las croquetas tradicionales. Estas croquetas están hechas con una mezcla de espinacas frescas, queso y especias, todo envuelto en una capa crujiente de pan rallado.

Además de ser deliciosas, las croquetas de espinacas también son una fuente saludable de nutrientes. Las espinacas son ricas en hierro, calcio y vitaminas A y C, mientras que el queso proporciona proteínas y grasas saludables.

Para hacer estas croquetas, se deben cocinar las espinacas y mezclarlas con queso rallado y bechamel. Luego, la mezcla se enfría en la nevera durante algunas horas para que se pueda moldear en forma de croquetas. Finalmente, las croquetas se pasan por huevo batido y pan rallado antes de freírlas en aceite caliente hasta que estén doradas y crujientes por fuera.

Las croquetas de espinacas son una excelente opción como aperitivo o como plato principal, además de ser una manera fácil y deliciosa de incorporar más verduras a la dieta.

Ingredientes

 500 ml de leche entera
 200 g de espinacas(frescas o congeladas)
 75 g de mantequilla
 2 cucharadas soperas de harina de trigo
 50 g de queso azul o cualquier otro queso que te guste
 Pan rallado
 1 huevo batido

Cómo hacer Croquetas de espinacas y queso

1

Rehogamos las espinacas en una sartén o las cocemos minutos en una olla con agua y sal. Las escurrimos bien, las picamos finamente y reservamos.

2

Ponemos una sartén o cazo al fuego y derretimos la mantequilla. Una vez derretida, incorporamos la harina y la cocinamos durante un minuto. Vertemos poco a poco la leche sin dejar de remover para que no se formen grumos. Salpimentamos y reservamos.

3

Incorporamos el queso y las espinacas a la bechamel, mezclamos bien y refrigeramos durante un mínimo de 2 horas para que se endurezca la masa y sea más fácil trabajarla.

4

Con la ayuda de dos cucharas, damos forma a las croquetas y las pasamos por huevo y pan rallado.

5

Freímos las croquetas en una sartén con abundante aceite y escurrimos sobre papel absorbente cuando estén doradas.

6

Servimos calentitas y ¡listas para degustar!

Ingredientes

 500 ml de leche entera
 200 g de espinacas(frescas o congeladas)
 75 g de mantequilla
 2 cucharadas soperas de harina de trigo
 50 g de queso azul o cualquier otro queso que te guste
 Pan rallado
 1 huevo batido

Pasos

1

Rehogamos las espinacas en una sartén o las cocemos minutos en una olla con agua y sal. Las escurrimos bien, las picamos finamente y reservamos.

2

Ponemos una sartén o cazo al fuego y derretimos la mantequilla. Una vez derretida, incorporamos la harina y la cocinamos durante un minuto. Vertemos poco a poco la leche sin dejar de remover para que no se formen grumos. Salpimentamos y reservamos.

3

Incorporamos el queso y las espinacas a la bechamel, mezclamos bien y refrigeramos durante un mínimo de 2 horas para que se endurezca la masa y sea más fácil trabajarla.

4

Con la ayuda de dos cucharas, damos forma a las croquetas y las pasamos por huevo y pan rallado.

5

Freímos las croquetas en una sartén con abundante aceite y escurrimos sobre papel absorbente cuando estén doradas.

6

Servimos calentitas y ¡listas para degustar!

Croquetas de espinacas y queso

Deja una respuesta