Crespillos o buñuelos de Carnaval

DificultadBásicoTiempo preparación20 minsTiempo cocinado40 minsTiempo total1 hr

Receta de Crespillos o buñuelos de Carnaval

Nuestro chef

Cada vez que llega el carnaval, los amantes de los buñuelos fritos se remangan pensando en que vuelve a ser época de crespillos.

Una elaboración que, como los buñuelos clásicos, se consigue a base de harina, huevos, azúcar y leche y que, en algunas partes de Galicia, de donde son originarios, combinan con un poquito de anís o coñac.

En el día de hoy os vamos a enseñar cómo hacer unos crespillos caseros emborrachándolos ligeramente con coñac. Así que si los queréis para consumir en familia, simplemente obviar la parte en la que agregamos el espirituoso.

Sin más dilación, este es el paso a paso de los crespillos o buñuelos de carnaval caseros. Mandil puesto... ¡y a los fogones!

Ingredientes

 4 huevos grandes
 250 ml leche entera
 150 g harina de trigo
 90 g azúcar blanca
 2 cucharada anís o coñac(opcional)
 1 cucharadita levadura
 aceite para freír
 azúcar glass(para decorar)

Cómo hacer Crespillos o buñuelos de Carnaval

1

Empezamos los crespillos separando las claras de las yemas y colocándolas en dos bols diferentes. Una vez separadas, y en busca de una nata bien montada, meteremos las claras en la nevera durante alrededor de 10 minutos.

2

Si no tenemos robot, montamos la nata con la ayuda de unas varillas realizando movimientos envolventes y rápidos para provocar que le entre aire. Una vez montadas, vamos agregando lentamente la mitad azúcar, mientras seguimos batiendo, hasta que veamos que obtenemos un merengue esponjoso.

3

Llega el turno del bol de las yemas. Las batimos incorporando la leche, el coñac o el anís y el resto del azúcar. La idea, además de integrar los ingredientes, es que quede un poquito de espuma.

4

Agregamos la harina y espolvoreamos una cucharadita de levadura en polvo. Mezclamos todo y reservamos. Pasados un par de minutos, mezclamos con mucho cuidado y lentamente con las claras montadas y dejamos que repose media hora.

5

Es el momento de buscar, si no se tiene una freidora, una sartén grande y profunda. La llevamos al fuego, echamos abundante aceite, y lo calentamos a fuerza media. En cuanto le echemos una miga y esta empiece a bailar estará listo para freír.

Será entonces cuando, con la ayuda de dos cucharas, demos forma a los crespillos antes de echarlos a freír de a pocos para que no se peguen. Los cocinamos hasta que, después de aumentar su tamaño, estén bien doraditos.

6

Los vamos sacando y poniendo en una fuente con papel absorbente. Cuando estén todos cocinados, les espolvoreamos azúcar glass y los disfrutamos. Nuestros crespillos o buñuelos de carnaval caseros están listos.

Ingredientes

 4 huevos grandes
 250 ml leche entera
 150 g harina de trigo
 90 g azúcar blanca
 2 cucharada anís o coñac(opcional)
 1 cucharadita levadura
 aceite para freír
 azúcar glass(para decorar)

Pasos

1

Empezamos los crespillos separando las claras de las yemas y colocándolas en dos bols diferentes. Una vez separadas, y en busca de una nata bien montada, meteremos las claras en la nevera durante alrededor de 10 minutos.

2

Si no tenemos robot, montamos la nata con la ayuda de unas varillas realizando movimientos envolventes y rápidos para provocar que le entre aire. Una vez montadas, vamos agregando lentamente la mitad azúcar, mientras seguimos batiendo, hasta que veamos que obtenemos un merengue esponjoso.

3

Llega el turno del bol de las yemas. Las batimos incorporando la leche, el coñac o el anís y el resto del azúcar. La idea, además de integrar los ingredientes, es que quede un poquito de espuma.

4

Agregamos la harina y espolvoreamos una cucharadita de levadura en polvo. Mezclamos todo y reservamos. Pasados un par de minutos, mezclamos con mucho cuidado y lentamente con las claras montadas y dejamos que repose media hora.

5

Es el momento de buscar, si no se tiene una freidora, una sartén grande y profunda. La llevamos al fuego, echamos abundante aceite, y lo calentamos a fuerza media. En cuanto le echemos una miga y esta empiece a bailar estará listo para freír.

Será entonces cuando, con la ayuda de dos cucharas, demos forma a los crespillos antes de echarlos a freír de a pocos para que no se peguen. Los cocinamos hasta que, después de aumentar su tamaño, estén bien doraditos.

6

Los vamos sacando y poniendo en una fuente con papel absorbente. Cuando estén todos cocinados, les espolvoreamos azúcar glass y los disfrutamos. Nuestros crespillos o buñuelos de carnaval caseros están listos.

Crespillos o buñuelos de Carnaval

Deja una respuesta