Crema de espinacas

DificultadPrincipianteTiempo Total40 mins

Receta de Crema de espinacas

Nuestro chef

Una de las cosas que más nos gustan de las cremas es que, además de poder hacerse con casi cualquier ingrediente, en su mayoría pueden disfrutarse tanto frías como calientes.

Un claro ejemplo de ello es la receta que os traemos hoy: la crema de espinacas. Una elaboración suave, fresca y ligera que igual puede consumirse durante el verano en su versión fría, que durante el invierno en su versión calentita.

Si bien existen numerosas versiones de la crema de espinacas, en Divino Paladar os hemos querido ofrecer la más completa a nivel nutritivo que, además, es vegana, por lo que si quieres ampliar tu recetario de cremas y sopas con un plato de cuchara vegetariano, esta es la ocasión.

Sin más dilación, os ofrecemos los ingredientes y el paso a paso de la receta fácil de crema de espinacas casera. El resultado, te lo adelantamos, te encantará.

Ingredientes

 1 patata
 50 grs cebolla
 2 dientes de ajo
 200 grs calabacín
 300 grs hojas de espinacas frescas
 400 grs caldo de verdura
 1 pellizco sal
 1 pellizco pimienta
 50 grs queso vegano
 50 grs cacahuetes(o cualquier fruto seco)

Cómo hacer Crema de espinacas

1

Empezamos limpiando una patata y pinchándola con un palillo por toda su superficie para que al meterla en el microondas se haga bien por dentro.

Una vez esté bien pinchada, la envolvemos en papel film y la metemos en el microondas durante cinco minutos. La sacamos, la dejamos fuera un minuto y la volvemos a poner otros cinco miuntos o hasta que veamos que, al meter de nuevo el palillo, este entra fácil.

2

Buscamos una sartén, echamos una cucharada de aceite de oliva virgen extra y la ponemos al fuego. Cuando este esté en marcha le echamos la cebolla cortada en cuartos y los dientes de ajo cortados en tres trozos.

3

A los dos minutos le sumamos el calabacín cortados a dados, la patata cortada a dados y las espinacas frescas y lo salteamos todo, antes de verterlo todo en una olla junto al caldo de verduras. Lo cocinamos todo durante cinco minutos a fuego fuerte y, si queremos, le echamos el queso vegano. Cuando retira la olla.

4

Una vez enfriado lo metemos todo en una batidora y le damos fuerza hasta conseguir un puré. Dependiendo de la textura que deseemos le echaremos más caldo o lo dejaremos como está.

5

Lo pasamos por el chino, rectificamos la sal y servimos o, si la queremos calentita, la devolvemos a la olla y calentamos a fuego lento durante cinco minutos. Nuestra crema de espinacas casera, coronada con unos pocos frutos secos, está lista para disfrutarse.

Ingredientes

 1 patata
 50 grs cebolla
 2 dientes de ajo
 200 grs calabacín
 300 grs hojas de espinacas frescas
 400 grs caldo de verdura
 1 pellizco sal
 1 pellizco pimienta
 50 grs queso vegano
 50 grs cacahuetes(o cualquier fruto seco)

Instrucciones

1

Empezamos limpiando una patata y pinchándola con un palillo por toda su superficie para que al meterla en el microondas se haga bien por dentro.

Una vez esté bien pinchada, la envolvemos en papel film y la metemos en el microondas durante cinco minutos. La sacamos, la dejamos fuera un minuto y la volvemos a poner otros cinco miuntos o hasta que veamos que, al meter de nuevo el palillo, este entra fácil.

2

Buscamos una sartén, echamos una cucharada de aceite de oliva virgen extra y la ponemos al fuego. Cuando este esté en marcha le echamos la cebolla cortada en cuartos y los dientes de ajo cortados en tres trozos.

3

A los dos minutos le sumamos el calabacín cortados a dados, la patata cortada a dados y las espinacas frescas y lo salteamos todo, antes de verterlo todo en una olla junto al caldo de verduras. Lo cocinamos todo durante cinco minutos a fuego fuerte y, si queremos, le echamos el queso vegano. Cuando retira la olla.

4

Una vez enfriado lo metemos todo en una batidora y le damos fuerza hasta conseguir un puré. Dependiendo de la textura que deseemos le echaremos más caldo o lo dejaremos como está.

5

Lo pasamos por el chino, rectificamos la sal y servimos o, si la queremos calentita, la devolvemos a la olla y calentamos a fuego lento durante cinco minutos. Nuestra crema de espinacas casera, coronada con unos pocos frutos secos, está lista para disfrutarse.

Crema de espinacas

Deja una respuesta