Crema de champiñones fácil y saludable

Crema de champiñones presentada en plato blanco
CategoríaCocinaMétodo de cocción
DificultadBásicoTiempo preparación10 minsTiempo cocinado20 minsTiempo total30 mins

Receta de crema de champiñones

Nuestro chef

Una de las cremas más consumidas en todo el mundo es la famosa crema de champiñones. Una elaboración sencilla, equilibrada, baja en grasas y con un maravilloso sabor, lo que la convierte en una de las preferidas de los más pequeños de la casa.

Los champiñones son hongos comestibles que pertenecen al reino Fungi. Son apreciados en la cocina por su sabor suave y versatilidad en una variedad de platos. Aquí hay información más detallada sobre los champiñones:

Composición nutricional:

Los champiñones son bajos en calorías y grasas, pero son una buena fuente de nutrientes esenciales. La composición nutricional puede variar ligeramente según el tipo de champiñones, pero en general, proporcionan:

Proteínas: Alrededor de 3 gramos por cada 100 gramos.
Carbohidratos: Alrededor de 3 gramos por cada 100 gramos.
Fibra: Aproximadamente 1 gramo por cada 100 gramos.
Vitaminas: Son una buena fuente de vitamina D, tiamina (vitamina B1), riboflavina (vitamina B2), niacina (vitamina B3), vitamina B5, vitamina B6, ácido fólico y vitamina C.
Minerales: Contienen potasio, fósforo, magnesio, zinc, y pequeñas cantidades de hierro.

Beneficios para la salud:

Bajo en calorías y grasas: Ideal para personas que buscan opciones bajas en calorías y grasas.
Buena fuente de nutrientes: Proporciona una variedad de vitaminas y minerales esenciales para la salud.
Rico en antioxidantes: Los champiñones contienen antioxidantes, como el selenio, que pueden ayudar a combatir el estrés oxidativo en el cuerpo.
Buena fuente de vitamina D: Exponer los champiñones a la luz solar o a los rayos ultravioleta antes de comerlos puede aumentar significativamente su contenido de vitamina D.

Variedades comunes:

Champiñones blancos: Los más comunes y ampliamente consumidos.
Crimini o marrones: Tienen un sabor más profundo y una textura más firme que los champiñones blancos.
Portobello: Son más grandes y tienen un sabor más intenso. A menudo se usan a la parrilla o rellenos.
Shiitake: Tienen un sabor umami más pronunciado y se utilizan comúnmente en la cocina asiática.
Setas ostra: Tienen una textura tierna y un sabor suave y dulce.

Por eso y porque, como vamos a ver, no hace falta tener ni mucho tiempo, ni mucha mano, ni muchos elementos de cocina para conseguir hacer una receta tan clásica y tradicional como sencilla. Y es que es posible pasar de no tener nada a estar degustando una excelente crema de champiñones en cuestión de media hora.

Vamos pues, a ver, cuáles son los ingredientes y el paso a paso para conseguir disfrutar de una maravillosa crema de champiñones tradicional para cuatro personas que podremos consumir sola o acompañada de arroz, puerros o picatostes.

Ingredientes

 500 g champiñones(limpios y en rodajas)
 1 cucharada mantequilla
 1 cebolla(picada)
 2 dientes de ajo(picados)
 1 papa mediana, pelada y cortada en trozos pequeños(opcional, para dar más cremosidad)
 4 tazas caldo de pollo o vegetal
 1 taza crema espesa
 Sal y pimienta al gusto
 Perejil fresco(picado para decorar, opcional)

Cómo hacer Crema de champiñones fácil y saludable

1

En una olla grande, derrite la mantequilla a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo, y cocina hasta que estén transparentes.

Mantequilla derritiéndose en la olla

2

Añade los champiñones y cocina hasta que se reduzcan y liberen su líquido.

Champiñones cortados en laminas sobre tabla de madera

3

Si estás utilizando papa, agrégala a la olla y mezcla bien con los champiñones.

Cubre la olla con una tapa

4

Vierte el caldo en la olla y lleva la mezcla a ebullición. Reduce el fuego y deja cocinar a fuego lento hasta que las verduras estén tiernas.

Vertir caldo de pollo

5

Usa una licuadora de inmersión (batidora de mano) para procesar la mezcla hasta obtener una consistencia suave. Si no tienes una licuadora de inmersión, puedes transferir la mezcla a una licuadora convencional.

Mujer con una licuadora de inmersión en la mano

6

Vuelve a colocar la mezcla en la olla y añade la crema. Calienta la sopa a fuego lento, sin dejar que hierva.

Vapor olla cocina

7

Condimenta con sal y pimienta al gusto. Ajusta la consistencia agregando más caldo si es necesario.

Sal y pimienta al gusto

8

Sirve caliente y decora con perejil fresco si lo deseas.

¡Espero que disfrutes de esta deliciosa crema de champiñones! Ajusta las cantidades según tus necesidades y preferencias personales. ¡Buen provecho!

Crema de champiñones presentada en plato blanco

Ingredientes

 500 g champiñones(limpios y en rodajas)
 1 cucharada mantequilla
 1 cebolla(picada)
 2 dientes de ajo(picados)
 1 papa mediana, pelada y cortada en trozos pequeños(opcional, para dar más cremosidad)
 4 tazas caldo de pollo o vegetal
 1 taza crema espesa
 Sal y pimienta al gusto
 Perejil fresco(picado para decorar, opcional)

Pasos

1

En una olla grande, derrite la mantequilla a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo, y cocina hasta que estén transparentes.

Mantequilla derritiéndose en la olla

2

Añade los champiñones y cocina hasta que se reduzcan y liberen su líquido.

Champiñones cortados en laminas sobre tabla de madera

3

Si estás utilizando papa, agrégala a la olla y mezcla bien con los champiñones.

Cubre la olla con una tapa

4

Vierte el caldo en la olla y lleva la mezcla a ebullición. Reduce el fuego y deja cocinar a fuego lento hasta que las verduras estén tiernas.

Vertir caldo de pollo

5

Usa una licuadora de inmersión (batidora de mano) para procesar la mezcla hasta obtener una consistencia suave. Si no tienes una licuadora de inmersión, puedes transferir la mezcla a una licuadora convencional.

Mujer con una licuadora de inmersión en la mano

6

Vuelve a colocar la mezcla en la olla y añade la crema. Calienta la sopa a fuego lento, sin dejar que hierva.

Vapor olla cocina

7

Condimenta con sal y pimienta al gusto. Ajusta la consistencia agregando más caldo si es necesario.

Sal y pimienta al gusto

8

Sirve caliente y decora con perejil fresco si lo deseas.

¡Espero que disfrutes de esta deliciosa crema de champiñones! Ajusta las cantidades según tus necesidades y preferencias personales. ¡Buen provecho!

Crema de champiñones presentada en plato blanco

Crema de champiñones fácil y saludable

Deja una respuesta