Crema de café

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo preparación10 mins

Receta de Crema de café

Nuestro chef

Una de las bebidas preferidas de los amantes del café cada vez que llegan las altas temperaturas es la de la crema de café.

Una elaboración refrescante y sin alcohol que permite disfrutar de una cremita fresca y dulce con sabor a café que si no la has probado debes hacerlo.

Y es que apenas se necesitan diez minutos para tener lista un smoothie de café delicioso y equilibrado listo para disfrutarse bajo el sol o a la sombra.

Así que si quieres saber cuál es la mejor receta de la crema de café casera, no te pierdas las siguientes líneas. El resultado te encantará.

Ingredientes

 35 g café soluble
 120 g azúcar blanco
 140 ml agua muy fría
 1 tableta de chocolate
Para la decoración de la crema de café
 chocolate para fundir
 fruta(al gusto)

Cómo hacer Crema de café

1

Empezamos nuestra receta de crema de café buscando un recipiente alto en el que echar el azúcar, el café soluble, agua muy fría. Lo batimos con las varillas eléctricas.

2

En cuanto veamos que ha adquirido una textura de mousse, lo que conseguiremos tras unos cinco minutos batiendo a ritmo potente, la reservamos.

3

Buscamos unas copitas de cristal y las rellenamos, o bien con la ayuda de una lengua de gato o bien con la ayuda de una manga pastelera.

4

Por último, la decoramos con un trocito de chocolate o con unos trocitos de fruta y la servimos con una cucharita. Nuestra crema de café fría casera está lista.

Ingredientes

 35 g café soluble
 120 g azúcar blanco
 140 ml agua muy fría
 1 tableta de chocolate
Para la decoración de la crema de café
 chocolate para fundir
 fruta(al gusto)

Pasos

1

Empezamos nuestra receta de crema de café buscando un recipiente alto en el que echar el azúcar, el café soluble, agua muy fría. Lo batimos con las varillas eléctricas.

2

En cuanto veamos que ha adquirido una textura de mousse, lo que conseguiremos tras unos cinco minutos batiendo a ritmo potente, la reservamos.

3

Buscamos unas copitas de cristal y las rellenamos, o bien con la ayuda de una lengua de gato o bien con la ayuda de una manga pastelera.

4

Por último, la decoramos con un trocito de chocolate o con unos trocitos de fruta y la servimos con una cucharita. Nuestra crema de café fría casera está lista.

Crema de café

Deja una respuesta