Clericot refrescante

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo preparación20 minsTiempo total20 mins

Receta de Clericot refrescante

Nuestro chef

La temporada de celebraciones se acerca y es, por tanto, un buen momento para ir pensando en elaborar los menús para las próximas reuniones.

En el caso de que, como la mayoría, tengas previsto elaborar un principal de carne es muy probable que quieras saber qué tipo de bebida puede maridar a la perfección y, sobre todo, cómo elaborarla.

Pues bien, una de las clásicas que nunca falla es el clericot. Una bebida refrescante a base de vino tinto y frutas que combina a las mil maravillas con cualquier carne.

Hacerlo es facilísimo si tienes los ingredientes, las medidas y los pasos. Razón por la que os pasamos a detallar todo lo que necesitas saber para hacer un Clericot casero de lo más refrescante.

Ingredientes

 500 ml vino tinto
 2 manzanas(en cubitos)
 ½ melón(en cubitos)
 750 ml refresco de manzana
 200 ml agua mineral
 hielo(al gusto)

Cómo hacer Clericot refrescante

1

Pelamos todas las frutas y las cortamos a cuadraditos. Abrimos todos los líquidos y los colocamos frente a una jarra grande,

2

Echamos toda la fruta dentro de la jarra y posteriormente agregamos los hielos.

3

Agregamos el refresco de manzana, el agua mineral y, por último, el vino tinto. Siempre es mejor quedarse algo corto al inicio e ir agregando más que echarlo todo de golpe y rectificarlo.

4

Removemos todo bien con una cuchara de palo alto y lo servimos bien fresquito en la mesa. Nuestro Clericot casero está listo.

Ingredientes

 500 ml vino tinto
 2 manzanas(en cubitos)
 ½ melón(en cubitos)
 750 ml refresco de manzana
 200 ml agua mineral
 hielo(al gusto)

Pasos

1

Pelamos todas las frutas y las cortamos a cuadraditos. Abrimos todos los líquidos y los colocamos frente a una jarra grande,

2

Echamos toda la fruta dentro de la jarra y posteriormente agregamos los hielos.

3

Agregamos el refresco de manzana, el agua mineral y, por último, el vino tinto. Siempre es mejor quedarse algo corto al inicio e ir agregando más que echarlo todo de golpe y rectificarlo.

4

Removemos todo bien con una cuchara de palo alto y lo servimos bien fresquito en la mesa. Nuestro Clericot casero está listo.

Clericot refrescante

Deja una respuesta