Carpaccio de calabacín

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags
DificultadBásicoTiempo preparación10 minsTiempo total10 mins

Receta de Carpaccio de calabacín

Nuestro chef

Si pensamos en una receta de carpaccio, muy probablemente nos venga a la cabeza un plato de carne o pescado crudo aliñado con aceite y sal y coronado con un poquito de parmesano. Pero, ¿pero lo has probado en su versión vegetal?

El carpaccio de calabacín es una refrescante y ligera alternativa a su versión carnívora que querrás preparar una y mil veces. Si eres de los que el calabacín en crudo no le convence demasiado, te animamos a que lo prepares de esta manera. El resultado de encantará.

Y es que, este típico entrante de origen italiano no solo es delicioso y fácil de preparar, si no que además no tendrás ni que ensuciar una sartén ya que todo se prepara en crudo y no necesitarás más de 10 minutos para tenerlo listo.

Hazte con estos ingredientes básicos, una tabla y un cuchillo bien afilado y ¡al lío!

Ingredientes

 1 calabacín mediano
 Queso parmesano en lascas(al gusto)
 Un chorro de aceite de oliva virgen extra
 Sal
 Pimienta negra(al gusto)

Cómo hacer Carpaccio de calabacín

1

Empezaremos lavando bien nuestro calabacín y lo cortaremos en lonchas finas con la ayuda de una mandolina. Si no disponemos de mandolina, también podemos cortarlo finamente con la ayuda de un cuchillo bien afilado.

2

Disponemos las lonchas de calabacín en un plato y espolvoreamos un poco de sal para que vaya soltando el exceso de agua. Pasados unos minutos, secamos el excedente de agua que se haya podido acumular con papel de cocina.

3

Con la ayuda de un pelador, vamos cortando lascas de parmesano y las disponemos sobre nuestro calabacín.

4

Aliñamos con aceite de oliva virgen extra, sal y un toque de pimienta negra. ¡Fin!

Ingredientes

 1 calabacín mediano
 Queso parmesano en lascas(al gusto)
 Un chorro de aceite de oliva virgen extra
 Sal
 Pimienta negra(al gusto)

Pasos

1

Empezaremos lavando bien nuestro calabacín y lo cortaremos en lonchas finas con la ayuda de una mandolina. Si no disponemos de mandolina, también podemos cortarlo finamente con la ayuda de un cuchillo bien afilado.

2

Disponemos las lonchas de calabacín en un plato y espolvoreamos un poco de sal para que vaya soltando el exceso de agua. Pasados unos minutos, secamos el excedente de agua que se haya podido acumular con papel de cocina.

3

Con la ayuda de un pelador, vamos cortando lascas de parmesano y las disponemos sobre nuestro calabacín.

4

Aliñamos con aceite de oliva virgen extra, sal y un toque de pimienta negra. ¡Fin!

Carpaccio de calabacín

Deja una respuesta