Calabacines al horno gratinados

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas, ,
DificultadPrincipianteTiempo de preparación15 minsTiempo de cocción25 minsTiempo Total40 mins

Receta de Calabacines al horno gratinados

Nuestro chef

Las hortalizas, además de sanas, son tremendamente sabrosas. La clave para sacarles el máximo partido, además de controlar los tiempos de cocción, suele ser saber cómo acompañarlas.

En el caso de la receta hoy las acompañamos de nada más y nada menos que de un poco de queso gratinado para darle textura y untuosidad. Un acompañante que le sienta de cine a una de las hortalizas más populares en nuestro país: el calabacín.

El resultado es una elaboración completa y perfecta para introducir en el consumo de las verduras a los más pequeños y a los poco amantes del verde.

Algo que es posible conseguir en apenas cinco pasos y 40 minutos en la cocina. Si la pruebas, te lo adelantarnos, repetirás.

Ingredientes

 3 calabacines
 1 cebolla
 50 grs jamón en taquitos
 2 cuchara queso crema
 1 chorrito de leche(o nata para cocinar)
 mozzarella rallada(al gusto)
 5 rebanadas de pan troceadas
 aceite de oliva
 sal
 pimienta

Cómo hacer Calabacines al horno gratinados

1

Empezamos nuestra receta de calabacines gratinados al horno limpiando las verduras y pelándolas, El calabacín en cuadraditos pequeños y la cebolla picada.

2

Una vez listas las verduras buscamos una sartén grande y echamos un chorrito de aceite de oliva. La llevamos al fuego y, cuando coja temperatura, sumamos la cebolla troceada y la pochamos a fuego medio. Removemos de vez en cuando y, en cuanto veamos que empieza a tostarse, sumamos los calabacines.

3

No dejamos de remover para evitar que se peguen y, cuando veamos que las verduras están en su punto, salpimentamos al gusto.

4

Es ahora cuando sumaremos a la sartén los taquitos de jamón a la cazuela para cocinarlo todo a fuego medio - bajo durante un par de minutos. Agregamos el queso crema, empezando por una cucharada junto con un chorrito de leche o nata, Mezclamos bien hasta integrar ambos ingredientes y agregamos otra cucharada de queso y otro chorrito de leche o nata. Reservamos.

5

Es el momento de buscar una fuente para horno y de echar en su base unas cuantas cucharadas de tomate frito hasta que consigamos pintar por completo la superficie. Sobre este vertimos la mezcla de calabacines, jamón y queso.

Coronamos con una capa generosa de mozzarella u otro queso rallado y terminamos con unos trocitos de pan que le darán un toque crujiente maravilloso a nuestra receta. Antes de meterla el horno a 180 grados, regamos con un un hilito de aceite de oliva.

6

En cuanto veamos que la parte de arriba está completamente dorada y crujiente, sacamos la fuente y la servimos al centro de la mesa o emplatamos. Nuestros calabacines al horno gratinados están listos para ser devorados.

Ingredientes

 3 calabacines
 1 cebolla
 50 grs jamón en taquitos
 2 cuchara queso crema
 1 chorrito de leche(o nata para cocinar)
 mozzarella rallada(al gusto)
 5 rebanadas de pan troceadas
 aceite de oliva
 sal
 pimienta

Instrucciones

1

Empezamos nuestra receta de calabacines gratinados al horno limpiando las verduras y pelándolas, El calabacín en cuadraditos pequeños y la cebolla picada.

2

Una vez listas las verduras buscamos una sartén grande y echamos un chorrito de aceite de oliva. La llevamos al fuego y, cuando coja temperatura, sumamos la cebolla troceada y la pochamos a fuego medio. Removemos de vez en cuando y, en cuanto veamos que empieza a tostarse, sumamos los calabacines.

3

No dejamos de remover para evitar que se peguen y, cuando veamos que las verduras están en su punto, salpimentamos al gusto.

4

Es ahora cuando sumaremos a la sartén los taquitos de jamón a la cazuela para cocinarlo todo a fuego medio - bajo durante un par de minutos. Agregamos el queso crema, empezando por una cucharada junto con un chorrito de leche o nata, Mezclamos bien hasta integrar ambos ingredientes y agregamos otra cucharada de queso y otro chorrito de leche o nata. Reservamos.

5

Es el momento de buscar una fuente para horno y de echar en su base unas cuantas cucharadas de tomate frito hasta que consigamos pintar por completo la superficie. Sobre este vertimos la mezcla de calabacines, jamón y queso.

Coronamos con una capa generosa de mozzarella u otro queso rallado y terminamos con unos trocitos de pan que le darán un toque crujiente maravilloso a nuestra receta. Antes de meterla el horno a 180 grados, regamos con un un hilito de aceite de oliva.

6

En cuanto veamos que la parte de arriba está completamente dorada y crujiente, sacamos la fuente y la servimos al centro de la mesa o emplatamos. Nuestros calabacines al horno gratinados están listos para ser devorados.

Calabacines al horno gratinados

Deja una respuesta