Berenjenas hasselback

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags,
DificultadBásicoTiempo preparación20 minsTiempo cocinado1 hrTiempo total1 hr 20 mins

Receta de Berenjenas hasselback

Nuestro chef

Empieza la temporada de berenjenas y la despensa lo sabe. Aunque hoy en día encontramos berenjenas durante prácticamente todo el año, lo cierto es que vale la pena comprarlas en temporada ya que es cuando más jugosas y ricas están.

A nosotros nos encanta utilizarlas para preparar platos tan autóctonos como el pisto, las berenjenas rellenas o las berenjenas fritas con miel, pero también para platos tan internacionales como el baba ganoush o la moussaka. En lo que a versatilidad se refiere, no les ponemos ni un pero.

Si tienes excedente de esta hortaliza en la nevera o buscas nuevas elaboraciones para no echar mano de las recetas de siempre, estas berenjenas hasselback te encantarán.

Prepararlas no te llevará más de 20 minutos y, te avisamos ya, el horno hará la mayor parte del trabajo. Así que, ¡no hay excusas!

Ingredientes

 2 berenjenas grandes
 1 bote de tomate natural triturado
 2 tomates frescos
 200 g de queso mozzarella fresca o en lonchas
 2 cucharadas de pan rallado
 2 cucharadas de parmesano rallado
 1 diente de ajo
 Aceite de oliva virgen extra
 Sal

Cómo hacer Berenjenas hasselback

1

Lavamos las berenjenas y las cortamos en láminas sin llegar a separarlas del pedúnculo. Las dejamos reposar durante unos 30 minutos sobre un trapo o rejilla para que pierdan el exceso de agua.

2

Mientras tanto preparamos la salsa de tomate. Para ello, pondremos una sartén en el fuego con un chorro de aceite y sofreiremos un ajo picado con cuidado de que no se nos queme. Añadimos el tomate triturado, salpimentamos, rectificamos con azúcar la acidez del tomate si fuera necesario y lo dejamos a fuego medio-bajo hasta que reduzca.

3

Por otro lado, lavamos los tomates y los cortamos en rodajas finas.

4

El siguiente paso será montar nuestras berenjenas hasselback. Para ello, colocaremos la mozzarella y las rodajas de tomate entre las láminas de la berenjena.

5

Una vez lista la salsa de tomate, la vertemos en el fondo de una fuente de horno. Añadimos nuestra berenjenas sobre la cama de tomate y salpimentamos. Tapamos con papel de aluminio y horneamos durante 30 minutos a 180 ºC.

6

Pasados los 30 minutos, destapamos y espolvoreamos con un poco de pan rallado y parmesano para lograr el gratinado definitivo. Gratinamos durante 30 minutos sin tapar y ¡listo!

Ingredientes

 2 berenjenas grandes
 1 bote de tomate natural triturado
 2 tomates frescos
 200 g de queso mozzarella fresca o en lonchas
 2 cucharadas de pan rallado
 2 cucharadas de parmesano rallado
 1 diente de ajo
 Aceite de oliva virgen extra
 Sal

Pasos

1

Lavamos las berenjenas y las cortamos en láminas sin llegar a separarlas del pedúnculo. Las dejamos reposar durante unos 30 minutos sobre un trapo o rejilla para que pierdan el exceso de agua.

2

Mientras tanto preparamos la salsa de tomate. Para ello, pondremos una sartén en el fuego con un chorro de aceite y sofreiremos un ajo picado con cuidado de que no se nos queme. Añadimos el tomate triturado, salpimentamos, rectificamos con azúcar la acidez del tomate si fuera necesario y lo dejamos a fuego medio-bajo hasta que reduzca.

3

Por otro lado, lavamos los tomates y los cortamos en rodajas finas.

4

El siguiente paso será montar nuestras berenjenas hasselback. Para ello, colocaremos la mozzarella y las rodajas de tomate entre las láminas de la berenjena.

5

Una vez lista la salsa de tomate, la vertemos en el fondo de una fuente de horno. Añadimos nuestra berenjenas sobre la cama de tomate y salpimentamos. Tapamos con papel de aluminio y horneamos durante 30 minutos a 180 ºC.

6

Pasados los 30 minutos, destapamos y espolvoreamos con un poco de pan rallado y parmesano para lograr el gratinado definitivo. Gratinamos durante 30 minutos sin tapar y ¡listo!

Berenjenas hasselback

Deja una respuesta