Baklava

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags
DificultadMedioTiempo preparación20 minsTiempo cocinado35 minsTiempo total55 mins

Receta de Baklava

Nuestro chef

El baklava es al té moruno, lo que los churros al chocolate caliente. Dos elementos casi indivisibles que al juntarlos consiguen elevar la experiencia gustativa a un nivel superior.

El baklava es, sin duda, el dulce por excelencia de la pastelería turca. Un bocado delicioso que se hace a partir de masa filo, mantequilla, frutos secos (almendra, nueces y/o pistacho principalmente) y almíbar, que se hornea posteriormente para conseguir ese crujiente y color dorado tan característicos.

Si bien suele resultar un bocado excesivamente dulce para los paladares menos entrenados en la pastelería de Oriente Medio, prepararlo en casa te permitirá adaptar el nivel de azúcar a tu gusto.

¡Ya se nos hace la boca agua de pensarlo!

Ingredientes

 1 paquete de masa filo(30 o 40 láminas)
 175 g de mantequilla
 250 g de nueces
 250 g de azúcar
 350 ml de agua
 1 cucharada de zumo de limón

Cómo hacer Baklava

1

Para preparar el almíbar, calienta el agua junto con el azúcar y el zumo de limón a fuego lento durante unos 20 minutos.

2

En un molde untado con mantequilla previamente, coloca 15 láminas de masa filo una a una pincelando cada capa con mantequilla. Si es necesario, córtalas con la ayuda de un cuchillo bien afilado para que encajen en el molde.

3

Pica las nueces con la ayuda de un procesador de alimentos.

4

Extiende las nueces picadas sobre las láminas que hemos colocado anteriormente y vuelve a cubrir con otras 15 capas de masa filo siguiendo el mismo proceso que hemos explicado en el paso 2.

5

Con la ayuda de un cuchillo afilado, corta el baklava en forma de rombos tal y como se muestra en la imagen. Después, hornéalo durante unos 30-40 minutos a 180ºC.

6

Retíralo del horno y rocíalo con el almíbar que hemos preparado anteriormente.

7

Déjalo que se atempere antes de consumirlo y acompáñalo con un buen café o té moruno.

Ingredientes

 1 paquete de masa filo(30 o 40 láminas)
 175 g de mantequilla
 250 g de nueces
 250 g de azúcar
 350 ml de agua
 1 cucharada de zumo de limón

Pasos

1

Para preparar el almíbar, calienta el agua junto con el azúcar y el zumo de limón a fuego lento durante unos 20 minutos.

2

En un molde untado con mantequilla previamente, coloca 15 láminas de masa filo una a una pincelando cada capa con mantequilla. Si es necesario, córtalas con la ayuda de un cuchillo bien afilado para que encajen en el molde.

3

Pica las nueces con la ayuda de un procesador de alimentos.

4

Extiende las nueces picadas sobre las láminas que hemos colocado anteriormente y vuelve a cubrir con otras 15 capas de masa filo siguiendo el mismo proceso que hemos explicado en el paso 2.

5

Con la ayuda de un cuchillo afilado, corta el baklava en forma de rombos tal y como se muestra en la imagen. Después, hornéalo durante unos 30-40 minutos a 180ºC.

6

Retíralo del horno y rocíalo con el almíbar que hemos preparado anteriormente.

7

Déjalo que se atempere antes de consumirlo y acompáñalo con un buen café o té moruno.

Baklava

Deja una respuesta