Almendras garrapiñadas caseras

CategoríaCocinaMétodo de cocciónTags
DificultadBásicoTiempo preparación20 minsTiempo cocinado5 minsTiempo total25 mins

Receta de Almendras garrapiñadas caseras

Nuestro chef

Con las Navidades a la vuelta de la esquina llega la época más dulce del año y la ideal para disfrutar y regalar de unas estupendas almendras garrapiñadas.

Un dulce navideño típico español que se puede encontrar en cualquier churrería o mercado navideño y que resulta tremendamente sencillo de hacer en casa.

Tanto es así que si tienes almendras, azúcar y agua en casa y dispones de 20 minutos para cocinarlas puedes conseguir unas maravillosas almendras garrapiñadas caseras.

Para ello, eso sí, necesitas un paso a paso como el que os pasamos a indicar aquí abajo. Cocinar unas almendras garrapiñadas caseras nunca fue tan fácil.

Ingredientes

 200 g almendras crudas
 150 g azúcar
 100 ml agua
 2 g vainilla en polvo(opcional)
 2 g canela en polvo(opcional)

Cómo hacer Almendras garrapiñadas caseras

1

Empezamos buscando una bandeja de horno grande y colocándola sobre la mesa de trabajo de la cocina. La cubrimos con papel de horno y dejamos al lado un tenedor que más tarde nos servirá de gran ayuda.

2

Cogemos una sartén grande y resistente al agua y vertemos en ella el agua, y el azúcar y, si quieres, la vainilla y la canela. La ponemos en el fuego a fuerza suave hasta que el azúcar se haya disuelto y, en ese momento, lloveremos las almendras. Removemos sin parar para evitar que se peguen.

3

Subimos el fuego hasta que comience a hervir y, en cuanto lo haga, lo volvemos a bajar a fuego suave, sin dejar de remover cuidadosamente hasta conseguir un almíbar que, poco a poco, se irá reduciendo y el azúcar cristalice.

4

Seguimos removiendo, incluso cuando veamos que a estas les ha salido una costra y estés arenosas, ya que la idea es conseguir un caramelo bien brillante. Seguiremos así hasta que el azúcar vuelva a derretirse.

5

En cuanto veamos que las almendras tienen un caramelo oscuro y brillante, las sacamos y las extendemos sobre el papel de horno. Las separamos con el tenedor, dejamos que pierdan temperatura y las servimos o guardamos para otro día. Nuestras almendras garrapiñadas caseras están listas.

Ingredientes

 200 g almendras crudas
 150 g azúcar
 100 ml agua
 2 g vainilla en polvo(opcional)
 2 g canela en polvo(opcional)

Pasos

1

Empezamos buscando una bandeja de horno grande y colocándola sobre la mesa de trabajo de la cocina. La cubrimos con papel de horno y dejamos al lado un tenedor que más tarde nos servirá de gran ayuda.

2

Cogemos una sartén grande y resistente al agua y vertemos en ella el agua, y el azúcar y, si quieres, la vainilla y la canela. La ponemos en el fuego a fuerza suave hasta que el azúcar se haya disuelto y, en ese momento, lloveremos las almendras. Removemos sin parar para evitar que se peguen.

3

Subimos el fuego hasta que comience a hervir y, en cuanto lo haga, lo volvemos a bajar a fuego suave, sin dejar de remover cuidadosamente hasta conseguir un almíbar que, poco a poco, se irá reduciendo y el azúcar cristalice.

4

Seguimos removiendo, incluso cuando veamos que a estas les ha salido una costra y estés arenosas, ya que la idea es conseguir un caramelo bien brillante. Seguiremos así hasta que el azúcar vuelva a derretirse.

5

En cuanto veamos que las almendras tienen un caramelo oscuro y brillante, las sacamos y las extendemos sobre el papel de horno. Las separamos con el tenedor, dejamos que pierdan temperatura y las servimos o guardamos para otro día. Nuestras almendras garrapiñadas caseras están listas.

Almendras garrapiñadas caseras

Deja una respuesta