Albóndigas en salsa de vino tinto

CategoríaCocinaMétodo de cocción, Tags,
DificultadMedioTiempo preparación15 minsTiempo cocinado1 hrTiempo total1 hr 15 mins

Receta de Albóndigas en salsa de vino tinto

Nuestro chef

Las albóndigas en salsa de vino tinto son uno de esos platos estrella a los que recurrimos siempre que tenemos invitados en casa y no queremos fallar en el intento.

Y es que, aunque requiere algo de tiempo y paciencia prepararlas, su elaboración es sencilla y el resultado espectacular.

Otra cosa que nos encanta de esta receta es que puedas prepararla de un día para otro, por lo que es perfecta si no te quieres pringar el día que vayas a consumirlas. De hecho, esto también permitirá que se asienten los sabores y estará mucho más rica.

Para elaborarla, necesitarás ingredientes básicos como carne picada de ternera y cerdo, cebolla, zanahorias, ajo, caldo de carne y vino tinto. Si bien no hace falta gastarse demasiado en el vino, te recomendamos que apuestes por uno de calidad, ya que va a ser el protagonista de nuestra salsa.

El resultado final es una combinación perfecta de texturas y sabores. Las albóndigas, jugosas y tiernas, se mezclan con la salsa de vino tinto, que aporta notas frutales y un toque ácido. Esta deliciosa preparación puede servirse acompañada de pasta fresca, arroz o una cama de puré de patatas.

¡Todos los detalles a continuación!

Ingredientes

Para las albóndigas
 500 g de carne picada de ternera y cerdo
 2 rebanadas de pan de molde remojadas en leche
 1 diente de ajo picado
 1 huevo
 2 cucharadas de perejil picado
 Sal
 Pimienta
Para la salsa
 200 ml de vino tinto
 600 ml de caldo de carne
 1 cebolla grande picada
 2 zanahorias peladas y picadas
 2 dientes de ajo picados
 1 tomate rallado
 Sal
 Pimienta

Cómo hacer Albóndigas en salsa de vino tinto

1

En un bol, mezcla la carne picada, las rebanadas remojadas en leche, el ajo, el huevo, el perejil, la sal y la pimienta. Amasa todo junto hasta obtener una mezcla homogénea. Forma albóndigas del tamaño deseado, pásalas por harina y resérvalas.

2

Calienta el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio-alto. Agrega las albóndigas y dóralas por todos los lados, cuidando de no cocinarlas por completo. Retíralas de la sartén y resérvalas.

3

En la misma sartén, sofríe la cebolla, la zanahoria y los ajos picados hasta que esté blandita. Después, agrega el tomate rallado y deja que reduzca. Una vez reducido, vierte el vino tinto y deja que hierva durante unos minutos para que el alcohol se evapore. Por último, agrega el caldo de carne y condimenta con sal y pimienta al gusto.

4

Reduce el fuego a medio-bajo y vuelve a colocar las albóndigas en la salsa. Cocina a fuego lento durante 20-25 minutos, o hasta que las albóndigas estén cocidas por completo y la salsa se haya espesado ligeramente. Para un resultado más fino, puedes triturar la salsa y volverla a integrar con las albóndigas.

5

Sirve las albóndigas en salsa de vino tinto caliente, acompañadas de pasta, arroz o puré de patatas. Puedes espolvorear un poco de perejil fresco picado por encima para decorar. ¡Buen provecho!

Ingredientes

Para las albóndigas
 500 g de carne picada de ternera y cerdo
 2 rebanadas de pan de molde remojadas en leche
 1 diente de ajo picado
 1 huevo
 2 cucharadas de perejil picado
 Sal
 Pimienta
Para la salsa
 200 ml de vino tinto
 600 ml de caldo de carne
 1 cebolla grande picada
 2 zanahorias peladas y picadas
 2 dientes de ajo picados
 1 tomate rallado
 Sal
 Pimienta

Pasos

1

En un bol, mezcla la carne picada, las rebanadas remojadas en leche, el ajo, el huevo, el perejil, la sal y la pimienta. Amasa todo junto hasta obtener una mezcla homogénea. Forma albóndigas del tamaño deseado, pásalas por harina y resérvalas.

2

Calienta el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio-alto. Agrega las albóndigas y dóralas por todos los lados, cuidando de no cocinarlas por completo. Retíralas de la sartén y resérvalas.

3

En la misma sartén, sofríe la cebolla, la zanahoria y los ajos picados hasta que esté blandita. Después, agrega el tomate rallado y deja que reduzca. Una vez reducido, vierte el vino tinto y deja que hierva durante unos minutos para que el alcohol se evapore. Por último, agrega el caldo de carne y condimenta con sal y pimienta al gusto.

4

Reduce el fuego a medio-bajo y vuelve a colocar las albóndigas en la salsa. Cocina a fuego lento durante 20-25 minutos, o hasta que las albóndigas estén cocidas por completo y la salsa se haya espesado ligeramente. Para un resultado más fino, puedes triturar la salsa y volverla a integrar con las albóndigas.

5

Sirve las albóndigas en salsa de vino tinto caliente, acompañadas de pasta, arroz o puré de patatas. Puedes espolvorear un poco de perejil fresco picado por encima para decorar. ¡Buen provecho!

Albóndigas en salsa de vino tinto

Deja una respuesta