Albóndigas de bacalao caseras

CategoríaCocinaMétodo cocciónEtiquetas,
DificultadPrincipianteTiempo de preparación30 minsTiempo de cocción10 minsTiempo Total40 mins

Receta de Albóndigas de bacalao caseras

Nuestro chef

Uno de los entrantes que no pueden faltar en ningún bar de tapas que se precie es el de albóndigas. Una elaboración que tradicionalmente se ha elaborado con carne, pero que también se puede hacer con pescado.

Pues bien, cuando se opta por cambiar la carne por el pescado lo más habitual es echar mano de uno de los mejores pescados que pescamos en nuestras costas: el bacalao.

El procedimiento para hacerlas, no obstante, es el mismo que con las croquetas tradicionales, por lo que necesitaremos, además de bacalao, un poco de huevo, pan, harina y algunos otros aderezos para llevarlas a otro nivel.

Así que si quieres aprender a cocinar unas estupendas Albóndigas de bacalao caseras para chuparse los dedos, no te pierdas nuestra receta de hoy.

Ingredientes

 400 grs bacalao desmigado
 1 cebolla
 1 huevo
 50 grs migas de pan
 30 ml leche
 1 cuchara pan rallado
 2 ramitas de perejil
 1 diente de ajo
 30 ml vino blanco
 3 cuchara aceite de oliva virgen extra
 1 taza harina de trigo
 100 ml caldo de pescado
 1 cuchara salsa de tomate

Cómo hacer Albóndigas de bacalao caseras

1

Lo ideal para esta receta es utilizar migas de bacalao desalado o recortes de bacalao fresco.

Independientemente del tipo de bacalao que escojas, lo primero que deberás hacer es cortar el pescado a cuadraditos como si se tratara de carne picada.

Cuando lo tengas listo, échalo en un bol y agrégale el perejil picado, el diente de ajo, la miga de pan remojada en leche y el huevo. La idea es removerlo todo hasta conseguir una masa densa y homogénea.

2

A continuación, haz bolas con la masa, pásalas por la harina y fríelas en abundante aceite a alta temperatura hasta que se doren por todos los lados.

Según se vayan dorando las vas sacando y poniéndolas en una fuente recubierta de papel absorbente.

3

Es el momento de prepara la salsa. Para ello, pica una cebolla a trocitos y póchala con un poquito de aceite de oliva en una sartén.

En cuanto esta pierda su color, agrega el vino blanco. Sube el fuego para que pierda el alcohol durante un par de minutos sin dejar de remover.

Posteriormente súmale el caldo de pescado y baja el fuego. Deja que se cocine todo junto durante 10 o 12 minutos. Por último, echa la salsa de tomate frito y mezcla todo bien.

4

Trituramos la salsa en la batidora y devuélvela a la sartén. Echa las albóndigas que tenías reservadas y mézclalas con la salsa.

Busca una fuente y sírvelas calientes. Tus albóndigas de bacalao caseras están listas para ser disfrutadas.

Ingredientes

 400 grs bacalao desmigado
 1 cebolla
 1 huevo
 50 grs migas de pan
 30 ml leche
 1 cuchara pan rallado
 2 ramitas de perejil
 1 diente de ajo
 30 ml vino blanco
 3 cuchara aceite de oliva virgen extra
 1 taza harina de trigo
 100 ml caldo de pescado
 1 cuchara salsa de tomate

Instrucciones

1

Lo ideal para esta receta es utilizar migas de bacalao desalado o recortes de bacalao fresco.

Independientemente del tipo de bacalao que escojas, lo primero que deberás hacer es cortar el pescado a cuadraditos como si se tratara de carne picada.

Cuando lo tengas listo, échalo en un bol y agrégale el perejil picado, el diente de ajo, la miga de pan remojada en leche y el huevo. La idea es removerlo todo hasta conseguir una masa densa y homogénea.

2

A continuación, haz bolas con la masa, pásalas por la harina y fríelas en abundante aceite a alta temperatura hasta que se doren por todos los lados.

Según se vayan dorando las vas sacando y poniéndolas en una fuente recubierta de papel absorbente.

3

Es el momento de prepara la salsa. Para ello, pica una cebolla a trocitos y póchala con un poquito de aceite de oliva en una sartén.

En cuanto esta pierda su color, agrega el vino blanco. Sube el fuego para que pierda el alcohol durante un par de minutos sin dejar de remover.

Posteriormente súmale el caldo de pescado y baja el fuego. Deja que se cocine todo junto durante 10 o 12 minutos. Por último, echa la salsa de tomate frito y mezcla todo bien.

4

Trituramos la salsa en la batidora y devuélvela a la sartén. Echa las albóndigas que tenías reservadas y mézclalas con la salsa.

Busca una fuente y sírvelas calientes. Tus albóndigas de bacalao caseras están listas para ser disfrutadas.

Albóndigas de bacalao caseras

Deja una respuesta