Cómo quitar manchas de vino tinto en ropa clara

A todos los que amamos el vino tinto nos ha pasado alguna vez aquello de derramar alguna gota -o más de una- en alguna prenda clarita y ver cómo la lavadora se muestra completamente ineficaz a la hora de devolver la prenda a su color original.

Es entonces cuando muchos de nosotros nos vemos obligados a recurrir a una tintorería, sabedores de que conocen la fórmula para conseguir desprender los restos de taninos que se han quedado impregnados en esa camisa, ese pantalón, ese suéter o esa chaqueta.

Sin embargo, lo cierto es que podemos eliminar esa mancha sin necesidad de recurrir a los profesionales, echando mano de algunos de los trucos que existen para eliminar por completo cualquier mancha provocada por el vino tinto en las prendas de ropa claritas.

Antes de verlos, subrayar que para conseguir limpiarla por completo y dejar la prenda como si nunca nada hubiera ocurrido antes, es necesario limpiar la prenda cuanto antes. Y es que cuanto más tiempo dejemos pasar menos probabilidades habrá de que el tramo manchado recupere su color original.

Cómo quitar las manchas de vino tinto en ropa clarita

Estas son las recomendaciones más mencionadas en la red para acabar con las manchas de vino tinto en la ropa blanca o clara. Antes de aplicarlos, eso sí, es importante que revisen las etiquetas de las prendas manchadas para asegurarse de que no las estropearemos más recurriendo a estos truquitos caseros.

Sal de mesa

Todos tenemos en casa sal de mesa para conseguir mejorar nuestros platos. Pues bien, son varios los blogs que aseguran que nos puede ayudar a eliminar las manchas de vino de la ropa aplicándola sobre la mancha para que lo absorba como paso previo a un lavado más a fondo. Con dejar la sal durante un par de minutos antes de recurrir a los próximos trucos sería suficiente para empezar a solucionar el desaguisado.

Vino blanco

Independientemente de si antes hemos echado sobre la mancha sal o no podemos eliminar la mancha de vino tinto sobre la ropa empapando la zona afectada con vino blanco. Al parecer los taninos del vino blanco ayudan a neutralizar los del tinto. Para hacerlo deberemos mojar un trapo limpio o una esponja limpia en vino blanco y golpear levemente la mancha de tinto. Es importante no restregar, ya que de hacerlo extenderemos la mancha roja. Tras dar golpecitos de blanco sobre el tinto durante un par de minutos, lavaremos la prenda manchada con agua y jabón.

Bicarbonato sódico

Tal y como aseguran en distintas publicaciones, el bicarbonato sódico es un complemento de 10 para agregarlo al vino blanco antes de proceder como indicábamos en el epígrafe anterior. Una vez realizados los golpecitos de vino blanco sobre la mancha, colocamos en la zona manchada una solución elaborada con bicarbonato y agua y la dejamos durante toda la noche. A la mañana siguiente lavamos la prenda a mano con jabón y voilá, adiós mancha.

Leche

Si no hemos podido recurrir a ninguna de las anteriores propuestas mientras nuestra mancha todavía estaba húmeda lo mejor es echar mano de la leche para eliminarla. Para ello calentaremos la leche en un cazo y, cuando esté caliente, que no hirviendo, introduciremos la parte manchada de la prenda dentro del cazo con leche. Tras varias horas, la mancha se habrá diluido casi por completo. El proceso finalizará con el lavado a mano con agua y jabón.

Solución de agua oxigenada y amoníaco

Cuando los métodos anteriores no han servido para eliminar por completo la mancha podemos recurrir a una solución casera de agua oxigenada y amoníaco con 5 partes de agua, 1 de agua oxigenada y 4 partes de amoníaco. La ponemos en un barreño e introducimos la prenda o la parte afectada de la prenda durante unas horas y después la aclararemos y la limpiaremos a mano.

Solución de agua oxigenada y detergente

Otra solución que da buenos resultados es la formada por agua oxigenada y detergente formada por ambos líquidos al 50% que aplicaremos sobre la mancha durante unos minutos. Después procederemos a lavarla a mano con agua y jabón. Antes de hacerlo aseguráte de que únicamente la aplicas sobre prendas blancas o muy muy claritas y sobre tejidos relativamente sufridos.

Agua hirviendo

Una de las mejores maneras de acabar con las manchas de vino tinto en la mantelería es sumergir la parte manchada sobre un cazo con agua hirviendo durante unos cuantos minutos y lavarla a mano con jabón para eliminar los restos que queden.

Solución de vinagre blanco y detergente

Si mezclamos vinagre blanco y detergente líquido podemos acabar con las manchas de vino tinto en la ropa. Basta con calentar la solución y aplicarla durante unos minutos sobre la mancha. Para acabar lavaremos con jamón líquido y agua caliente la prenda.

Lejía

Otro de esos líquidos con propiedades blanqueadoras es la lejía. Este debe ser el último recurso que empleemos para acabar con una mancha de vino tinto en una prenda de ropa clara, ya se trata del más agresivo, pudiendo llegar a deteriorar algunos tejidos. Es por eso por lo que recomendamos suavizar la solución de lejía en agua durante unos dos o tres minutos y, posteriormente, proceder a lavar a mano con jabón la prenda dañada.

*Tal y como hemos mencionado a lo largo del presente post, casi todas estas recomendaciones son combinables entre sí.

Como ven son muchos los trucos caseros que existen para eliminar las manchas provocadas por el vino tinto en la ropa blanca o clarita. Dicho esto, antes de probar con alguna, es importante consultar el etiquetado de la prenda ya que allí pueden darse indicaciones sobre cómo tratar y lavar la prenda que hemos manchado.

Como último recurso ya sabemos que siempre nos quedará rascarnos el bolsillo y acudir a una lavandería a que nos solucione la papeleta. A la próxima seguro que tenemos más cuidado mientras degustamos una copa de vino. Y es que, como tantas veces nos han repetido nuestras madres, mejor prevenir que curar. Qué razón tienen.

Deja una respuesta