Las principales funciones de un jefe de alimentos y bebidas

El jefe de alimentos y bebidas de un establecimiento hostelero es el encargado de administrar las operaciones del restaurante, la zona de bar y también de cualquier evento que tenga lugar en el local.

Entre las labores del gerente de alimentos y bebidas se encuentran la supervisión del trabajo del personal de su departamento, la preparación de los servicios de comidas junto al Gerente general, la planificación de las compras de bebidas y comidas junto a los jefes de compras y la supervisión del inventario junto al jefe del almacén.

Además, el experto en alimentos y bebidas también se encarga de que los clientes queden satisfechos con el servicio recibido. Razón por la que debe trabajar la motivación del personal de sala en busca del mejor servicio al cliente posible.

Una serie de cometidos que exigen mucho trabajo y, también, de una serie de características personales y profesionales que se repiten una y otra vez en las distintas ofertas de trabajo dirigidas a encontrar nuevos jefes de alimentos y bebidas para bares y restaurantes.

Características del jefe de alimentos y bebidas

-Debe poseer habilidades de liderazgo.
-Debe poseer habilidades comunicativas.
-Debe estar al tanto de las nuevas tendencias en el mundo de la restauración.
-Debe estar al tanto de los continuos cambios en los gustos y en los hábitos de sus clientes y ser permeable a estos.
-Debe visitar con regularidad espacios hosteleros similares a aquel en el que trabaja para vivir en primera persona la experiencia como cliente y ofrecer a sus clientes la mejor experiencia posible.
-Debe ser capaz de crear vínculos de confianza con sus clientes y cuidarlos.
-Debe ser capaz de gestionar grupos de trabajo y motivarlos diariamente.
-Debe ser capaz de delegar tareas.
-Debe poseer conocimientos de programas informáticos como el Microsoft Office.
-Debe poseer conocimientos de software de gestión de restaurantes y dispositivos TPV.
-Debe aceptar las críticas y asimilarlas para mejorar en su día a día.
-Debe tener una gran capacidad de adaptación para ofrecer aquello que sus clientes buscan en cada momento.
-Debe ser resolutivo.
-Debe tener una gran vocación de servicio.

Si bien es cierto que muchas de estas características son inherentes a la persona, también lo es que la mayoría de ellas se pueden acabar adquiriendo.

Esa es la razón por la que la que existen centros de estudios especializados en hostelería como la escuela online de turismo y hostelería. Un centro formado por profesionales para profesionales repleto de cursos online de hostelería, enología, pastelería y gestión y dirección de bares, restaurantes y eventos.

Así que si estás pensando en hacer carrera dentro del mundo de la hostelería y quieres llegar a lo más alto te recomendamos que te pongas en manos de expertos en preparación de perfiles hosteleros.

Y es que solo ellos pueden ofrecerte los conocimientos necesarios para convertirte en un auténtico profesional de la hostelería y brindarte todas las herramientas necesarias para poder enfrentarte con solvencia a los distintos escenarios que se dan a diario en bares, restaurantes y salas de eventos.

Deja una respuesta