Top 5 de los mejores vinos de Cádiz

Los críticos lo vienen advirtiendo desde hace tiempo. En Cádiz se está haciendo muy buen vino. Tan bueno como para competir con cualquier denominación de origen. Y es que, tal y como vienen publicando las revistas especializadas, varios de los vinos que se elaboran en esta zona de España se encuentran ya, por derecho, entre los mejores del panorama nacional.

Esta es la razón por la que nos hemos decantado por hacer un ranking con el que, según los críticos, son los mejores vinos hechos en Cádiz ahora mismo:

Los mejores vinos de Cádiz 2020

1- Esencia De La Torre Moscatel

Este vino blanco dulce pasa por ser el mejor vino de Cádiz de la actualidad. Un vino elaborado con uva moscatel 100% que se solea durante 8 días en los que se le arropa cuando bajan las temperaturas consiguiendo así un vino sin prácticamente humedad de aspecto entre amarillo dorado y con un aroma frutal potente y fresco que resulta tan equilibrado como sedoso en boca con un exquisito retrogusto. Según los críticos se trata de un vino ideal para maridar quesos fuertes y postres.

2- Tierra Blanca Seco de Bodegas Paez Morilla

Este vino blanco elaborado a base de uva Jerez Palomino Fino y Riesling de Arcos ofrece un aspecto amarillento suave, con destellos verdosos y brillantes. Nada más acercamos la copa notamos frescura, flores y aromas cítricos que aportan frescura a un trago que se torna amago y potente a la par que tremendamente interesante. Un vino tan sabroso como complejo. Complejidad que la crítica ha admirado.

3- Blanco Barbazul de Huerta Albalá

Este blanco hecho a base de uva Chardonnay posee un color amarillo pajizo, con reflejos verdosos. Su aroma recoge ciertas azahar, frutas cítricas, melocotón y hierbas locales. En cuanto al gusto destacan los toques frutales que desembocan en un vino seco, aromático y que marida a la perfección con todo tipo de pescados, mariscos y postres.

4- Forlong de Bodegas Forlong

Este blanco de Bodegas Forlong pasa por ser uno de los vinos econlógicos más admirados por la crítica. Realizado con uva Palomino fino y Pedro Ximenez, se aprecia en la copa con un color amarillo con algunos reflejos alimonados al ser meneado. En boca aparecen toques a albaricoque, así como a flores y a hierbas silvestres. Su equilibrio, ya que los aromas no invaden, hacen de este potente, fresco y ácido vino un gran vino.

5- Entrechuelos de las Bodegas Domecq

Este blanco de Bodegas Domecq está elaborado con uva Chardonnay. Llama la atención su color amarillo pajizo, algo pálido con ciertos reflejos verdosos. En boca aparecen notas de melocotón y albaricoque con toques cítricas que traen al paladar esencias de naranja y pomelo. Se trata de un vino muy suave con algo de acidez que empaca cada trago induciendo ciertos toques florales y cítricos.

Sin duda, cinco vinos excelentes que están llamando la atención tanto de la crítica nacional como internacional y que prometen convertirse en los mejores compañeros para maridar cualquier comida a lo largo de un año en el que se espera acaparen distintos reconocimientos.

Deja una respuesta