Los mejores ingredientes para una pizza

Desde que se elaborase la primera pizza, allá por el siglo XVII en Nápoles, son millones las personas de todo el mundo que se han enamorado de una elaboración tan deliciosa como abierta a los gustos de los comensales.

Y es que más allá de la harina de trigo, la levadura, el agua y la sal que necesita la masa para poder llamarse pizza, cualquier ingrediente es bienvenido.

Así lo ponen de manifiesto los cientos de pizzas diferentes que se pueden encontrar en Italia y en todo el mundo, a cada cual más rica y sabrosa que el anterior.

Dicho esto, y aunque para gustos colores, existe una serie de ingredientes que le quedan como anillo al dedo a la pizza y son estos:

Ingredientes para pizza

Tomate

Casi todas las pizzas del mundo cuentan con una base de pomodoro o tomate italiano cocinado a fuego lento que se aplica sobre la masa en forma circular dejando sin cubrir únicamente el borde exterior.

Queso

El otro ingrediente básico con el que cuentan prácticamente todas las pizzas es la mozzarella di Bufala Campana italiana. Un queso suave y esponjoso que se funde con el calor del horno de leña.

Albahaca

El tercer ingrediente de la típica pizza napolitana (la original) es la albahaca. Una planta aromática que le aporta frescor y un toque dulce maravilloso para disfrutar en una pizza.

Orégano

El condimento por excelencia de las pizzas -y también de las pastas- es esta hierba aromática tan habitual en Italia y en el resto de países mediterráneos. Espolvoreada por encima es la guinda para cualquier pizza.

Peperoni

Si hablamos de pizza americana, que no italiana, hay que hacerlo del otro ingrediente que más se utiliza junto al tomate y el queso al otro lado del Atlántico. Un embutido ligeramente picante que le va de cine a la pizza.
´
Jamón cocido

Una de las proteínas más habituales que encontramos en las pizzas es el jamón cocido o jamón de York en lonchas finas que, además de su suave sabor, le aporta textura a la pizza.

Prosciutto

La alternativa al jamón cocido es el Prosciutto o jamón curado. Un ingrediente muy similar al jamón serrano que le da un toque salado y potente de lo más interesante.

Champiñones

Una de las pizzas italianas más famosas, la Quattro stagioni, lleva, además de jamón, champiñones. Un hongo suave y aromático que marida maravillosamente con casi cualquier ingrediente.

Alcachofa

También presente en la famosa Quattro stagioni, la alcachofa es otra de las plantas, junto a la albahaca, que más se utilizan a la hora de hacer pizzas.

Anchoas

De entre todos los frutos del mar que se le pueden echar a la pizza destaca uno por encima de todos: la anchoa. Un ingrediente en conserva que le aporta un toque genial a la pizza.

Tocino

La pancetta italiana, ahumada y sin ahumar, es otro de los ingredientes más utilizados tanto para la pista como para la pasta en el país de la bota.

Pollo

¿A qué receta le queda mal un poco de pollo? A la pizza no. A esta le queda estupendamente, sin importar cuáles sean el resto de ingredientes que lo acompañan.

Ternera

Los amantes de la carne tienen en la pizza carnívora o ‘meat lovers’ su pizza fetiche. Una elaboración en la que no puede faltar la carne picada de ternera. Ingrediente que, por cierto, le queda de cine.

Huevo

Otra de las proteínas que suelen estar presentes en la pizza, principalmente coronándola en el centro, es el huevo cocido en el horno de leña.

Olivas

Uno de los ingredientes básicos de la cocina mediterránea, la oliva, es también uno de los que más se utilizan a la hora de confeccionar pizzas, tanto en su versión verde como en su versión negra, siempre fileteadas.

Hierbas aromáticas

El orégano no es la única hierba que le sienta maravillosamente a la pizza. El tomillo, el romero y otras hierbas del campo secas y espolvoreadas le aportan un aroma de lo más interesante a las pizzas.

Atún

El atún es, junto a la anchoa, el pescado más utilizado para completar todo tipo de pizzas. Lo habitual es recurrir a atún en conserva desmigado.

Longaniza

Son muchos los tipos de salsiccia a los que se recurre para dar un toque cárnico a la par que jugoso a las pizzas carnívoras. Cualquiera que sea el que elijas le quedará de cine, sobre todo si lo salteas previamente.

Gamba

El marisco que más se utiliza en las pizzas ‘di mare’ es la gamba. Siempre pelada y cocinada íntegramente en el horno de leña.

Rúcula

Aunque lo habitual es consumir los ingredientes cocinados, existen algunos tipo de pizza cuyos componentes se consumen en crudo. Uno de ellos es la rúcula, a la que se le suele acompañar de mozzarella o burrata fresca y pesto.

Parmesano

El otro queso que más se le echa a la pizza tras la mozzarella es el parmesano. Este se puede disfrutar tanto rallado como en lascas. En este último formato cuando se trata de pizzas ‘frescas’.

Pesto

Basta con un poco de albahaca, ajo, aceite de oliva y parmesano para conseguir una salsa con la que aderezar tu pizza o, si se prefiere, sustituir el tomate de la base.

Aceite de guindilla

El aceite de guindilla es, junto al parmesano, el aderezo que suelen colocar las pizzerías a disposición de los comensales. Y es que ese toque picantito que le aporta le queda mejor que bien a casi todas las pizzas.

Piña

No podíamos acabar este repaso a los mejores ingredientes para la pizza con uno de los más odiados, pero también más amados, la piña. Una fruta dulce y crujiente que da textura, dulzor y un sabor inconfundible a la pizza Hawaiana.

Estos son solo algunos de los muchísimos ingredientes que le sientan perfectamente a las pizzas. Si se te ocurre algún otro que se nos haya olvidado o que creas que debería formar parte de esta lista no dudes en decírnoslo en los comentarios.

Deja una respuesta