La alta gastronomía se acerca a las casas para sobrevivir

Tal y como llevamos subrayando en este portal desde hace meses, la gastronomía pasa por uno de sus peores momentos. Algunos propietarios hosteleros aseguran que el peor que recuerdan, superando al de las distintas crisis cíclicas que han ido azotando regularmente a la economía y de las que siempre supieron salir reforzados.

Basta con echar un vistazo al número de cierres de todo tipo de locales de restauración para comprender rápidamente que cuando se habla de catástrofe y de situación límite no se trata de un vaticinio desmesurado, como tampoco lo es el escenario de cierres masivos -en muchos casos para siempre- que se plantea de no encontrarse soluciones ya para un sector que no aguanta más.

Si bien los que peor parte se están llevando son los propietarios de pequeños locales que, ante su incapacidad de ahorro, han visto como sus proyectos vitales se marchaban por el sumidero de la mano de una pandemia global sin paragón que no ha dejado de cebarse de manera especial con nuestro país, lo cierto es que la situación está azotando a todos los hosteleros por igual.

Eso vienen remarcando algunos de los chefs más reputados de nuestro país subrayando que son ya muchísimos meses los que vienen sumando con las persianas bajadas y que están ahogando a sus proyectos a nivel económico.

Esa es la razón por la que muchos de los empresarios de la alta cocina están buscando nuevos modelos de negocio que les permitan capear el temporal sirviéndose de la única salida para la restauración en aquellas localidades en las que los bares y restaurantes no pueden servir comida: la comida a domicilio.

Comida de Estrellas Michelín a domicilio

Uno de los primeros en abrir esta nueva vía de negocio sirviéndose de su estructura y su experiencia en la cocina de platos ‘callejeros’ fue David Muñoz. Quien desde la primera fase de la primera cuarentena puso en marcha el ‘El GoXO’. Un proyecto que transportaba nuevas recetas inspiradas en Street XO, a las casas de los madrileños.

Un ejemplo, el suyo, que no tardaben en copiar algunos de sus colegas trasladando así la alta gastronomía a los domicilios españoles. Pepe Vieira, chef gallego con Estrella Michelín, hacía lo propio en su tierra, El Lagar x Gofio en Madrid, donde los chefs estrellados Ramón Freixa, Paco Roncero, Dabiz Muñoz, Javi Estévez, Rodrigo de la Calle, Roberto Ruiz y Abraham García sirven platazos de primera a sus clientes habituales y a todos aquellos que desean pegarse un festín en casa.

Lejos de estar sucediendo únicamente en Madrid, la tendencia de llevar la alta cocina a las casas a través de un servicio de comida a domicilio también se está extendiendo a más ciudades. Así lo demuestran los casos de Artur Martínez y Jordi Estévez en Barcelona; Lucía Freitas en Santiago; Ricardo Fuentes en Cartagena y otros tantos chefs de primer nivel, con y sin Estrella Michelín, que gracias a los servicios de comida para llevar estar viendo la luz al final del túnel.

Deja una respuesta