¿Qué es la dieta Keto y qué comer?

Dieta Keto

La dieta keto se ha convertido en una de las formas más populares de perder peso. También es conocida como la dieta cetogénica.  La comida Keto consiste en reducir o eliminar los alimentos con hidrato de carbono. A la vez debes comenzar a consumir alimentos grasos y proteínas aunque en menos cantidad que las grasas. Esta manera de comer produce un cambio en tu metabolismo.

La manera en que se obtiene la energía del cuerpo cambia. Los carbohidratos producen glucosa. Al dejar de consumirlos esta escasea. El organismo comienza a generar dicha energía a partir de la grasa acumulada en el cuerpo. Lo que hace que reduzca y ocurra una pérdida de grasa corporal y peso. Veamos a detalle qué es la dieta keto y qué comer.

Cuándo se originó la dieta Keto

Su origen se remonta a principios del siglo XX, cuando la alimentación keto se utilizaba para tratar la epilepsia. En ese momento los médicos observaban que la dieta baja en carbohidratos y alta en grasa, aminoraba las convulsiones epilépticas. Así que comenzaron a recomendar la alimentación cetogénica. Luego se empezó a ver que también producía una reducción de peso. Actualmente están muy de modas, las recetas keto para adelgazar.

¿Qué es la dieta keto?

La dieta keto es una manera de alimentación donde se consume poco o ningún carbohidrato para poder quemar más grasa. El cuerpo genera cetogénicos. Estos son pequeñas moléculas que se convierten en fuente de energía para el cerebro. Estos se generan a partir de las grasas en el hígado.  Estas pequeñas fuentes de energía son tomadas por el cuerpo  cuando existe en el organismo escases de glucosa.

Al dejar de consumir carbohidratos, se crea escases de glucosa y se fuerza la cetosis. Esto hace que el cuerpo queme calorías y la grasa disminuya. Logrando una baja de peso.

Cuándo es recomendada y cuándo no, la dieta keto

Las recetas cetogénicas no son precisamente una alimentación balanceada. Para que la misma funcione, se fuerza el organismo a llevar a cabo la cetosis. Eliminamos de ellas frutas y verduras que son la base de una alimentación sana. Por ello no es una dieta recomendada para todo el mundo. Tampoco debe hacerse por largos espacios de tiempo.

Es una dieta que no deben llevar a cabo aquellas personas que tengan problemas metabólicos o de tiroides. Tampoco si se padece del riñones, páncreas o hígado. Los pacientes con TCAS o diabetes deben evitarla. No debe seguirse esta dieta por mucho tiempo. No es una dieta que se caracterice por ser muy equilibrada. Sirve para bajar de peso, pero debe hacerse y parar por un tiempo, antes de volver a hacerla.

Esta dieta debe ser supervisada por un médico. En casos de embarazo o lactancia no se debe emplear este tipo de alimentación. Restarían nutrientes al bebé y tendería la madre a mantenerse deshidratada.

Tipos de dietas cetogénicas

Aunque todas se traten de consumir más grasas y menos carbohidratos. Existen distintas dietas Keto. La diferencia radica en la cantidad de carbohidratos que se permite. Generalmente el consumo es de 50 a 60% de grasa, 20 a 30% proteínas y 10% de carbohidratos. Sin embargo estos niveles pueden variar. E incluso se puede eliminar por completo los carbohidratos. Según el porcentaje, será cada una, una dieta distinta.

Ventajas de la dieta keto

La dieta keto tiene diversas ventajas. Si se hace por poco tiempo, resulta perfecta para conseguir el peso ideal. Veamos cuáles son esas ventajas.

  • Reduce el riesgo de enfermedades cardiacas.
  • Activa la pérdida de peso.
  • Previene afecciones neurológicas.
  • Previene la diabetes del tipo 2.
  • Reduce el apetito.
  • Aminora el deseo de comer carbohidratos.

Desventajas de la dieta cetogénica

Así como tiene algunas ventajas, también existen algunas desventajas. Esto se debe a que no es una dieta balanceada. Para contrarrestar estos efectos, se debe hacer esta dieta por tiempo limitado.

  • Aporta pocas vitaminas.
  • La fibra y los minerales son escasos en esta alimentación.
  • Al ser baja en fibra provoca estreñimiento.
  • El rendimiento cognitivo y físico disminuye.
  • En ocasiones puede producir mal aliento.

Qué alimentos comer en la dieta keto

Esta dieta se basa en proteínas y grasas saludables. Elimina o disminuye los carbohidratos. Los alimentos permitidos son:

  • Carne: Roja, de cerdo, pollo, aves.
  • Pescado: Puedes consumir pescado de todo tipo, pero prefiere el pescado azul que es más grasoso.
  • Huevos: Contrario a otras dietas, en la keto puedes consumir la yema de huevo.
  • Mantequilla: Puedes elegir mantequilla o margarina.
  • Aceite saludables: Poliinsaturados.
  • Quesos: Puedes consumir quesos de distintos tipos, sin restricción.
  • Frutos secos: Como almendras y nueces. Que son bajos en carbohidratos.
  • Verduras: Solo puedes consumir verduras de hojas verdes y aguacate. Estas son bajas en hidratos.
  • Tomates: Puedes consumirlos para acompañar las comidas.

Qué alimentos no comer en la dieta keto

Todo alimento que contenga carbohidrato en exceso debe ser eliminado de esta dieta. Por lo tanto no podrás comer los alimentos que detallamos a continuación:

  • Frutas: Todas las frutas están exentas de esta dieta. A excepción de las frutas del bosque como son las frambuesas y moras.
  • Almidón o granos: Las legumbres. Así como pasta, arroz, cereales, harinas etc.
  • Comida procesada: Las comidas procesadas suelen tener un alto porcentaje de carbohidratos.
  • Azúcar: Ningún alimento azucarado como zumos, refrescos, dulces, helados.
  • Salsas: En su elaboración suele usarse azúcar y grasas que no son saludables.

Ejemplo de menú de la dieta keto

Un ejemplo de menú de la dieta keto sería el siguiente. Te mostramos que comer durante todo un día.

Desayuno: Tortilla con espinaca y queso. Puedes tomar té o café sin azúcar.

Almuerzo: Chuleta de cerdo con ensalada de aguacate. Para beber prefiere agua.

Cena: Sopa de tomate acompañada con queso. Puedes tomar una taza de café o té.

Como preparar la tortilla de espinaca con queso

Toma un puño de espinaca, córtala y colócala en el sartén a rehogarse con un poco de mantequilla. Aparte bate los huevos, pon un poco de sal y añade el queso rallado. Añade las espinacas. En el mismo sartén donde las rehogaste, pon los huevos dejándolos sin mover hasta que puedas voltear la tortilla.

Deja una respuesta