Comida típica de Salamanca

Además de por su historia, su cultura, su universidad y su Plaza Mayor Salamanca destaca también por la calidad de una gastronomía rica en productos cárnicos de primerísima calidad.

Algo que es una consecuencia de sus extensas dehesas, de un microclima magnífico para la cría y el pasto de todo tipo de explotaciones ganaderas y del amor y el legado histórico que allí se profesa al consumo de embutido, principalmente de cerdo.

Un animal del que se degustan hasta los andares y que, adem√°s de un embutido valorado en todo el mundo, protagoniza no pocos guisos y platos de cuchara contundentes que los salmantinos llevan degustando desde hace siglos cuando las bajas temperaturas azotan su sagrada tierra.

Lejos de quedar ahí, su recetario incluye muchos tipos de elaboraciones, siendo las segundas más importantes en discordia unos dulces tradicionales que, como el resto de platos típicos de Salamanca, vamos a repasar a lo lago de este artículo destinado a ensalzar el buen hacer gastronómico y culinario de los salmantinos.

Los platos más típicos de Salamanca

Hornazo

Si hay plato típico salmantino apreciado dentro y fuera de las fronteras charras, ese es el famosísimo hornazo.

Una empanada que var√≠a ligeramente sus ingredientes dependiendo de d√≥nde la cocinen y que suele estar rellena de jam√≥n, lomo y chorizo acompa√Īadas habitualmente por huevo.

Este plato que se cocina al horno, como su propio nombre indica, tiene su origen en los pastores, quienes aprovechaban la matanza para disfrutar de un emparedado contundente y sabroso como pocos que no tardó en convertirse en popular.

Tanto es así que lleva decenios degustándose el Lunes de Aguas, una fiesta que se celebra el lunes que sigue al Lunes de Pascua y que sirve para reunir a las familias a las afueras de la capital con la excusa de disfrutar un maravilloso hornazo tradicional.

Chanfaina

Si bien tambi√©n se elabora y consuma en otras regiones espa√Īolas, como es el caso de las levantinas, no es menos cierto que la receta m√°s famosa es la que llevan mejorando en Salamanca desde tiempo inmemoriales.

A diferencia de lo que ocurre con el hornazo y otros platos t√≠picos salmantinos, la chafaina es una guarnici√≥n elaborada a base de pimientos y berenjenas que, seg√ļn el recetario local, acompa√Īa a un principal de cordero y otros ingredientes como la sangre cocida, la cebolla y distintas piezas de casquer√≠a, cocinadas con ajo, guindilla, laurel y comino.

Rosquillas de Ledesma

Uno de los dulces con Denominaci√≥n de Origen de Salamanca es el que se lleva elaborando cada ma√Īana desde hace siglos en las panader√≠as de Ledesma.

Una localidad situada a apenas media hora de la capital y que da nombre a unas rosquillas de alrededor de dos cent√≠metros de di√°metro elaboradas con harina, huevos, mantecas y az√ļcar que, tras hornearse, dan lugar a una rosquilla compacta maravillosa.

Jamón de Guijuelo

A un kil√≥metro de altura sobre el nievel del mar, en unas dehesas √ļnicas, se encuentra el epicentro de uno de los alimentos por los que m√°s se conoce y reconoce a Espa√Īa y su gastronom√≠a: el jam√≥n ib√©rico.

Es allí, en la localidad de Guijuelo, donde se encuentra la Denominación de Origen homónima famosa en todo el mundo por la excelencia de sus productos ibéricos, con el jamón como producto estrella.

Un jam√≥n √ļnico que se obtiene de cerdos de raza ib√©rica que viven en un clima seco y fresco ideal para su crianza. Ir a Salamanca y no probarlo es, simplemente pecado.

Farinato

Uno de los embutidos típicos salmantinos es el farinato. Un producto elaborado a base de manteca de cerdo, cebolla y miga de pan que se combina con otros como el ajo, el comino, el pimentón, el aguardiente y el anís en grano y que, tras regarse con aceite de oliva y sal, da lugar a un embutido en forma de C perfecto para consumirse crudo, a la plancha o frito con un huevo.

Bollo maimón

Otro de los dulces t√≠picos de Salamanca es el conocido como bollo de maim√≥n. Un bizcocho de origen √°rabe que tiene forma de rosca y que se hace con harina, huevos, az√ļcar, aguardienta y ralladura de lim√≥n dando como resultado un bollo esponjoso de unos 20 cent√≠metros de di√°metro y otros 12 de envergadura.

Si bien se elabora durante todo el a√Īo es en Semana Santa y en las celebraciones con motivos religiosos cuando m√°s presente suele estar.

Carne de Morucha

Además de cerdo, en Salamanca hay una ternera exquisita. De hecho cuentan con una raza endémica como la morucha. Una res que vive libre en la dehesa y que se alimenta de productos naturales que cuenta con la Indicación Geográfica Protegida de Salamanca.

Sabrosa, arom√°tica, rosada y perfecta para cocinarse vuelta y vuelta y maridarse con un buen vino tinto de la zona.

Lentejas de la Armu√Īa

Otra elaboraci√≥n que cuenta con el respaldo de la Indicaci√≥n Geogr√°fica Protegida, en este caso de la Lenteja de la Armu√Īa, es el estofado de lentejas t√≠pico de esta zona de la provincia.

Un plato de cuchara de altos vuelos que tiene en esta lenteja fina y compacta su protagonista. Una legumbre que, además, resultan algo más grande que la mayoría de tipos y que, por la escasez de su producción, solo es posible comprarla al por menor en paquetes envasados.

Patatas Mene√°s

Si hay una guarnici√≥n famosa en Salamanca esa son las patatas mene√°s. Un plato t√≠pico de la regi√≥n de la Sierra de Francia que consiste en unas patatas trituradas cocinadas con un sofrito a base de ajo picado, piment√≥n y torreznos hasta que estos √ļltimos se quedan bien hechos.

Chochos de Salamanca

Acabamos de la mejor manera, con otro dulce, en este caso un postre similar a las peladillas al que se le conoce popularmente como chochos charros.

Estos, a diferencia de las peladillas de toda la vida, no contienen almendra, teniendo una textura m√°s blanquecina y una textura algo m√°s dura y, seg√ļn los locales, tambi√©n m√°s deliciosa que las tradicionales. Otro manjar que est√°s obligado a probar si tienes previsto pasar por Salamanca.

Deja una respuesta