Comida típica de Cataluña

Una de las gastronomías más completas, sanas y variadas que existen en todo el mundo es, sin duda alguna, la gastronomía catalana.

Marcada por la presencia del Mar Mediterráneo a lo largo de tres de sus cuatro provincias y de los Pirineos en el norte pasa por ser una de las más apreciadas y valoradas en todo el mundo.

Basta con echar un vistazo a sus platos típicos para comprobar lo variopinta que resulta su gastronomía y empezar a planear, cuanto antes, una visita a esta región mediterránea repleta de historia y platos deliciosos como estos:

Platos típicos catalanes

Entrantes típicos catalanes

Cargols a la llauna: son unos caracoles que se cocinan en una bandeja aderezada con una mezcla de hierbas y especias en el horno.

Cargols en salsa: Otro tipo de caracoles, en este caso en salsa.

Coca de recapte: Esta coca, como otras saladas y dulces que existen, tienen a la masa y el relleno con tomate y cebolla sus protagonistas.

Embotits: Tanto su botifarra (negra, blanca, del perol o donegal, entre otras), como su fuet de Vich y sus variantes de lloganissa son famosas en toda España.

Ensalada catalana: Esta suele estar hecha a base de lechuga, tomate, cebolla tierna y olivas y algunos embutidos cocidos laminados. Esta se aliña con aceite de oliva y sal y, a veces, vinagre.

Escalivada: suele llevar berenjena, pimiento rojo y cebolla, todas cortadas a tiras y cocinadas al horno con aceite de oliva.

Pa amb tomàquet: pan de barra o payés con tomate restregado y aliñado con aceite de oliva y sal.

Rovellones salteados con ajo y perejil.

Samfaina: elaboración a base de hortalizas sofritas con aceite de oliva.

Primeros platos típicos catalanes

Escudella i carn d’olla: una elaboración que se sirve en dos tiempos: la primera una sopa y la segunda carne cocida.

Faves ofegades: la versión de fabes o habas de esta región.

Calçots: una especial de cebolla local que se cocina a la brasa y se degusta mojada en salsa de calçots. Una salsa similar a la salsa romesco.

Xató: ensalada a base de escarola, bacalao desalado y una salsa homónima.

Farigola: una sopa a de tomillo.

Empedrado: una ensalada fría elaborada con tomate y alubias.

Esqueixada: ensalada fría con bacalao desalado y desmigado.

Trinxat de la Cerdaña: una elaboración a base de col, patata y morcilla.

Platos principales típicos catalanes

Cigrons saltejats: Garbanzos con espinacas o acelgas. También se elabora con alubias.

Espinacas a la catalana: elaboración en la que las espinacas se saltean con pasas y piñones.

Fideus a caçola: fideos cocinados con costilla de cerdo cortada.

Fideuà: fideos finos cocinados en una paella con marisco y pescado.

Rossejat: un arroz elaborado a base de marisco y pescado.

Arroç de l’Ampurdà: un arroz a base de marisco y carne, similar a la paella mixta.

Arroç amb espardenyas: un arroz marinero típico de las comarcas del sur.

Conill amb chocolata: conejo cocinado con chocolate.

Albóndigas con sepia: albóndigas cocinadas con sepa cortada y salsa de marisco.

Butifarra amb mongetes: botifarra con habas o alubias.

Vedella amb bolets: ternera cocinada con setas silvestres que suelen ser, en la mayoría de los casos, rovellones.

Conill amb cargols: Conejo en salsa con caracoles.

Mar i muntanya: elaboración que mezcla carne, que suele ser conejo o pollo, con crustáceos como la langosta, las gambas o los cangrejos. Todo ello cocinado en una cazuela de barro.

Fricandó: ternera cortada a trozos finos con salsa y setas.

Pavo relleno: pavo relleno de ciruelas pasas y piñones cocinado en una cazuela de barro.

Fetge amb ceba: Hígado encebollado.

Manitas de cerdo estofadas: manos de cerdo cocinadas a fuego lento con verduras.

Ànec amb peres: pato con peras.

Conill a la brasa i alioli: conejo cocinado a la brasa con alioli.

Cap-i-pota: un estofado de morro y manitas de ternera.

Rostit: un asado de carne con tomillo y romero.

Suquet de peix: una elaboración marítima a base de agua salada, rape, mero, merluza, atún, bacalao desalado fumet de pescado y arroz.

Arengada: sardina en salazón.

Atún con samfaina: atún cocinado con berenjena y calabacín cortados en dados y sofritos con ajo, cebolla y tomates rallados en aceite de oliva.

Bacalao con pasas y piñones.

Bacalao con sanfaina: bacalao cocinado con berenjena y calabacín cortados en dados y sofritos con ajo, cebolla y tomates rallados en aceite de oliva.

Bacalao gratinado con alioli.

Dorada a la sal: cocinada al horno o a la brasa.

Calamares rellenos: habitualmente de carne o pescado.

Almejas a la marinera: almejas cocinadas con una salsa a base de tomate, cebolla y laurel.

Langostinos al cava: langostinos hervidos con cava.

Langostinos a la plancha: en muchos casos flambeados con brandy.

Lentejas con sepia: lentejas estofadas con sepia cortada a trozos.

Postres y dulces típicos catalanes

Panellets: dulce tradicional a base de harina que lleva almendra, de coco y de caca

Crema catalana: la versión de la creme brulee catalana.

Mel i mató: un queso típico catalán aderezado con miel.

Mona de Pascua: un postre de semana santa con el chocolate como protagonista.

Postre de músico: una mezcla de distintos frutos secos con moscatel.

Borregos: un dulce típicos de la zona de Cardedeu.

Pa de pessic: un bizcocho esponjoso.

Melindres: rosquillas fritas.

Carquiñoles: pastas con almendras.

Neulas: barquillos dulces.

Como ven, no son pocas las elaboraciones típicas catalanas que existen. Basta con decir que prácticamente todas se han exportado a las regiones colindantes -cuando no bastante más lejos- para dejar claro la calidad de casi todas ellas.

Para colmo, en Cataluña tienen la suerte de contar con algunos de los espumosos más valorados en España y fuera de nuestras fronteras. Nos referimos a sus famosos cavas a base de uvas que encuentran en la zona norte de la región un lugar ideal para crecer y madurar como solo en algunas regiones de Francia consiguen.

Por todo ello queda claro que Cataluña merece un buen viaje de norte a sur, y de este a oeste, solo para disfrutar de alguna de sus riquísimas y sanas elaboraciones.

Deja una respuesta