Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos

Hasta al bebedor habitual de vino le ha pasado en alguna ocasión aquello de no tener a mano en su casa o en casa ajena un sacacorchos para poder degustar una botella.

Es entonces cuando se produce el siguiente dilema: abandonar la idea de disfrutar del vino o, en ausencia del utensilio para ello, tratar de abrirlo sirviéndonos de cualquier objeto que pueda ayudarnos a degustar el anhelado brebaje.

En el caso de que optes por la segunda opción debes saber que existen distintas opciones para proceder a la apertura de una botella de vino sin sacacorchos, tal y como te pasamos a detallar a continuación. Como verán, hay opciones más sencillas y otras menos, pero lo importante es que todas ellas funcionan. Aquí van:

Cómo abrir una botella de vino sin abridor ni sacacorchos

Estas son las seis formas para descorchar un vino en ausencia de un abridor o un sacacorchos:

Método 1: Con un zapato y una superficie sólida

Zapatos usados como abrebotellas

1- Coloca la botella:

Coloca la parte inferior de la botella dentro de un zapato, asegurándote de que el corcho esté en el extremo del zapato.

2- Golpea la suela del zapato:

Golpea la suela del zapato contra una superficie sólida y firme. El corcho debería comenzar a salir debido a la presión y los golpes.

3- Continúa golpeando y girando:

Continúa golpeando y girando la botella para permitir que el corcho salga gradualmente. Puede llevar tiempo y paciencia.

Método 2: Con una llave y un destornillador

Destornillador y llave

1- Reúne tus herramientas:

Una llave.

Un destornillador.

2- Inserta el destornillador:

Coloca el destornillador en el corcho, cerca del centro.

3- Usa la llave:

Coloca la llave horizontalmente sobre el destornillador, de manera que el mango quede apoyado en el cuello de la botella y la parte aguda quede contra el corcho.

4- Gira la llave:

Gira la llave, utilizando el destornillador como palanca. El corcho debería comenzar a salir. Asegúrate de mantener la llave horizontal para evitar que el corcho se rompa.

Método 3: Con una cuerda

Cuerda de abrebotellas

1- Reúne tus herramientas:

Una cuerda fuerte y delgada.

2- Haz un lazo:

Haz un pequeño lazo con la cuerda y colócalo alrededor del corcho. Ayúdate de un clavo y un martillo.

3- Gira y jala:

Gira la cuerda de manera que aplique presión sobre el corcho y, al mismo tiempo, jala hacia arriba. Este método puede ayudar a extraer el corcho poco a poco.

Método 4: Con un cuchillo y mucho cuidado

Cuchillo para abrir botella

1- Reúne tus herramientas:

Un cuchillo afilado.

2- Retira la cápsula:

Utiliza el cuchillo para cortar la cápsula que cubre la parte superior de la botella. Exponer el corcho facilitará el acceso.

3- Inserta el cuchillo:

Inserta cuidadosamente el cuchillo al lado del corcho, girándolo para que entre entre el corcho y el vidrio.

4- Gira y jala:

Gira y jala el cuchillo hacia arriba para intentar extraer el corcho. Ten cuidado de no aplicar demasiada fuerza, ya que podrías romper el corcho.

Método 5: Con una llave de tuercas y un destornillador

Llave de tuercas

1- Reúne tus herramientas:

Una llave de tuercas.

Un destornillador.

2- Inserta el destornillador:

Inserta el destornillador en el corcho, cerca del centro.

3- Utiliza la llave como palanca:

Coloca la llave en el destornillador, utilizando la llave como palanca. Gira y levanta para sacar el corcho.

Método 6: Con una bomba de bicicleta

Bomba de bicicleta

1- Reúne tus herramientas:

Una bomba de bicicleta con una boquilla que se ajuste al cuello de la botella.

2- Inserta la boquilla:

Inserta la boquilla de la bomba en el espacio entre el corcho y el cuello de la botella.

3- Bombea el aire:

Bombea aire con la bomba. El corcho debería comenzar a salir debido a la presión del aire.

Método 7: Con un destornillador y unos alicates

Alicates para abrir botella

1- Reúne tus herramientas:

Un destornillador largo.

Unos alicates.

2- Inserta el destornillador:

Inserta el destornillador en el corcho.

3- Usa los alicates como palanca:

Utiliza los alicates como palanca alrededor del destornillador para girar y sacar el corcho.

Método 8: Con un clavo y un martillo

Clavo y martillo para abrir botella

1- Reúne tus herramientas:

Un clavo largo.

Un martillo.

2- Inserta el clavo:

Inserta el clavo en el corcho en un ángulo. Asegúrate de que el clavo penetre en el corcho de manera firme.

3- Usa el martillo como palanca:

Utiliza el martillo como palanca, sujetando el clavo. Gira y tira hacia arriba para sacar el corcho.

Método 9: Con un cinturón

Cinturón para abrir botella de corcho

1- Reúne tus herramientas:

Un cinturón largo y resistente.

2- Envuelve la botella con el cinturón:

Envuelve el cinturón alrededor de la base de la botella, justo debajo del corcho.

3- Gira y tira:

Sujeta la botella con una mano y tira del extremo del cinturón con la otra mientras aplicas presión y giras. Esto debería ayudar a sacar el corcho.

Método 10: Con agua caliente y fría

Agua caliente y agua fría para abrir botella

1- Calienta el cuello de la botella:

Sumerge el cuello de la botella en agua caliente durante unos minutos para expandir el vidrio.

2- Enfría el cuello de la botella:

Después de calentar, rápidamente seca el cuello de la botella y colócalo bajo un chorro de agua fría. La rápida contracción podría empujar el corcho hacia afuera.

*Antes de llevar a cabo ninguna de estas alternativas al abridor, les recomendamos que ojeen algunos vídeo – tutoriales para asegurarse de que saben cómo proceder, paso a paso, en la apertura del vino de la forma más segura y eficiente posible.

Dicho esto, si hay una opción casi tan poco recomendable como quedarse sin disfrutar del vino por no tener un abridor es la de golpear el corcho hasta introducirlo dentro de la botella. Al hacerlo no solo conseguiremos picarlo con los trozos de corcho que se hayan desprendido durante la maniobra de hundimiento, sino que alteraremos el sabor del mismo y, por si esto fuera poco, se hará casi imposible poder servirlo en condiciones. Por todo ello creemos que esta última es la peor alternativa.

Además de las mencionadas, que han sido testadas y que se pueden encontrar tanto en foros especializados como en las redes sociales de vídeo -donde es posible ver un tutorial con el paso a paso- también es verdad que en cada casa tienen sus propias técnicas para abrir botellas de vino sin abridor.

Por eso les pedimos encarecidamente que, si conocen alguna otra forma de abrir una botella encorchada sin recurrir a un sacacorchos, por favor nos la hagáis saber en los comentarios. Seguro que entre todos podemos ayudar a quien lo necesite a disfrutar de su vino, aunque sea abriéndolo de una forma muy poco ortodoxa.

Como dice un buen amigo mío, nada mejor que recurrir a un llavero con una navaja suiza o con un abridor multiusos para evitar pasar por el trago de tener que echar mano a la imaginación o a los tutoriales para abrir una botella de vino, sobre todo si se es consumidor de vino bueno.

Sea como fuere, si no se quiere portar un llavero abridor o dejar un sacacorchos en la cartera o en la guantera para no tener que hacer malabares para disfrutar de un buen vino, aquí os dejamos distintas opciones para poder descorcharlo. Lo que haga falta por no renunciar a uno de los mayores placeres de la vida: beberse un buen vino rodeado de los tuyos.

Deja una respuesta