3 desayunos rápidos y fáciles para tu bebé

3 Ideas de desayunos fáciles para bebés

La alimentación de los peques es quizá uno de los aspectos más importantes para ayudarlos a crecer sanos y fuertes, siendo necesario crear recetas capaces de brindarles todas las vitaminas y minerales que requieren, siempre en una presentación que los incentive a comer las porciones necesarias cada día.

Debido a que nosotros también sabemos lo difícil que puede ser cocinar desayuno para niños, ya sea por falta de experiencia o tiempo, te brindamos 3 recetas rápidas y fáciles que podrás preparar a diario con tan solo un puñado de ingredientes, siempre asegurándote de que tu bebé se coma hasta la última cucharada. Estas son las siguientes:

1- Quiche sin corteza

Las quiche son uno de los platos más populares de la comida francesa gracias a una fusión de huevos y vegetales horneados que crea una tortilla tan esponjosa como nutritiva. Aunque el huevo ha tenido una reputación turbulenta a lo largo de los años, estudios recientes revelaron que es un alimento perfecto para potenciar el crecimiento de los niños.

Ya que las masas de harina de trigo son altas en azúcar y grasas saturadas, esta receta elimina la corteza tradicional de las quiche para crear un platillo mucho más saludable.

El proceso es sencillo, siendo posible preparar una bandeja de una docena de quiches con tan solo 5 huevos, 1 tomate, un par de cebollinos, 2 cucharadas de leche, pimientos y especias. Simplemente tendremos que mezclar los huevos batidos con los vegetales picados en trozos pequeños, sazonar y reservar.

Aceitamos un molde para hornear cupcakes o magdalenas, y vertemos la mezcla hasta que superen la mitad de cada agujero. Horneamos por alrededor de 10 minutos en un horno precalentado a 180° hasta que la mezcla esté completamente cocida y haya levantado ligeramente. Los retiramos del molde y los servimos.

Desayuno fácil con frutos

2- Pudín de quinoa

La quinoa ha sido considerada como un superalimento, incluso siendo elegida por la NASA como parte de la dieta de sus astronautas hace casi una década, gracias a que tiene enormes beneficios para la salud y casi ninguna contraindicación. Esto ha llevado a que la semilla se convierta en uno de los nuevos pilares de la alimentación infantil.

El pudín de quinoa es una presentación que seguro le encantará a tu peque ya que está cargado de sabor y es muy rápido de preparar. Simplemente necesitarás un litro de leche por cada taza de quinoa, asegurándote de cocinar la semilla en la leche hasta que tome la consistencia de pudín.

Es sumamente versátil, así que puedes darle los sabores que prefieras, sin embargo, nosotros optamos por el sabor clásico del pudín de vainilla, incluyendo un par de cucharaditas de esencia de vainilla, una cucharadita de canela, una pizca de sal y miel al gusto. También puedes colocar frutas como moras, manzana o cerezas.

Desayuno con brócoli

3- Nuggets de brócoli

Una de las formas más sencillas de que los peques coman sus vegetales es con preparaciones divertidas y sencillas que agreguen mucho sabor. Un ejemplo perfecto de esto es el de los nuggets de brócoli, que toman lo mejor de este nutritivo alimento y lo transforman en una comida para toda la familia.

La preparación puede hacerse en una picadora, cortando el brócoli cocido hasta que quede completamente granulado, y lo mezclamos con un sofrito de ajo y cebolla, pan rallado, harina de trigo, sal y pimienta al gusto. Al tener la masa lista, le damos la forma que queramos y la freímos con un chorrito de aceite de oliva.

Los bebés requieren de una dieta variada y bien planificada, por lo que estas 3 recetas son solo un complemento para aquellos días en los que necesites un platillo sencillo. Asegúrate de seguir aprendiendo sobre las necesidades de tu peque y sobre los alimentos que más le gusten para que siempre esté entusiasmado a la hora de comer.

Deja una respuesta