10 alimentos que deberíamos evitar dado su alto contenido en grasas trans

Todos hemos oído hablar (mal) de ellas, pero no todo el mundo sabe exactamente qué son y por qué son tan peligrosas.

Porque de que son nocivas para la salud no hay ninguna duda. Así lo asegura la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendando limitar el consumo de grasas saturadas al 10% y el de las trans o hidrogenadas al 1%.

La explicación es sencilla, ya que estas grasas son el resultado de la «trans»formación de aceites líquidos en sólidos mediante la hidrogenación. De ahí que sean una constante en los productos industriales.

De esta manera las procesadoras de alimentos consiguen aumentar el tiempo de conservación de sus productos, eso sí, a costa de empeorar nuestras salud cardiovascular.

Aunque seguro que muchos de nuestros lectores ya saben dónde existe una mayor concentración de grasas de este tipo, para salir de toda duda y saber qué alimentos pueden ser más nocivos a causa de este asunto vamos a ver cuáles son los diez alimentos que la OMS recomienda evitar su consumo de manera habitual por su alto contenido en hidrogenadas.

10 alimentos que la OMS recomienda limitar su consumo debido a su alto contenido en grasas trans

1. Bollería industrial

Bollería industrial

La bollería industrial se refiere a productos de repostería y panadería que son producidos masivamente en fábricas, utilizando máquinas y procesos automatizados, y que suelen tener una larga vida útil debido a la inclusión de conservantes y otros aditivos. Estos productos suelen estar listos para el consumo y se distribuyen en supermercados, tiendas de conveniencia y otros puntos de venta.

Características de la bollería industrial

  1. Variedad de Productos: Incluye una amplia gama de productos, como croissants, donas, magdalenas, pastelillos, galletas, panes de molde, entre otros.
  2. Ingredientes:
    • Suelen contener harinas refinadas, grasas (a menudo grasas trans o aceites hidrogenados), azúcares, sal y aditivos como conservantes, colorantes y aromatizantes.
    • Pueden contener emulsionantes para mejorar la textura y estabilizantes para prolongar la vida útil.
  3. Nutrición:
    • La bollería industrial tiende a ser alta en calorías, grasas y azúcares, y baja en nutrientes esenciales.
    • Es conocida por su contribución a dietas poco saludables y se asocia con problemas de salud como la obesidad, enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2.
  4. Vida Útil: Gracias a los conservantes y procesos de fabricación, estos productos suelen tener una vida útil más prolongada que los productos de repostería fresca.
  5. Economía: Son a menudo más baratos que los productos de repostería artesanales debido a la producción en masa y la utilización de ingredientes más económicos.
  6. Aspecto y Sabor: Aunque la bollería industrial puede tener un sabor y aspecto agradables debido a la adición de aromatizantes y colorantes, puede no igualar la calidad y sabor de los productos artesanales o recién hechos.

Consideraciones

  • Al elegir productos de bollería, es importante leer las etiquetas y estar consciente de los ingredientes y valores nutricionales.
  • Consumir estos productos con moderación, preferiblemente como un capricho ocasional y no como una parte regular de la dieta diaria.
  • Optar por versiones que contengan menos azúcares, grasas y aditivos, o buscar alternativas más saludables en tiendas especializadas o panaderías artesanales.
  • Como siempre, mantener una dieta equilibrada y hacer ejercicio regularmente es clave para la salud en general.

La bollería industrial ofrece conveniencia y una larga vida útil, pero es esencial estar informado y tomar decisiones conscientes sobre su consumo.

2. Comida «rápida»

Comida rápida

La comida «rápida», más comúnmente conocida como «fast food» en inglés, se refiere a alimentos preparados y servidos rápidamente en establecimientos especializados. Estos lugares son conocidos por ofrecer servicios como mostradores de autoservicio o ventanillas para autos, aunque muchos también ofrecen opciones de comedor. El fast food se ha popularizado en todo el mundo, principalmente por su conveniencia, precio y sabor.

Características de la comida rápida

  1. Preparación y Servicio:
    • Está diseñada para ser preparada y servida en un tiempo muy corto.
    • Los ingredientes suelen estar pre-preparados, precocidos o congelados, lo que permite cocinar y servir rápidamente.
  2. Variedad de Productos:
    • Incluye hamburguesas, pollo frito, patatas fritas, perritos calientes (hot dogs), pizzas, tacos, entre otros.
    • Bebidas, especialmente refrescos, y postres como helados y tartas también son comunes.
  3. Ingredientes:
    • La comida rápida tiende a ser alta en grasas, sal, azúcares y calorías.
    • Puede contener aditivos, conservantes, colorantes y otros ingredientes para mejorar el sabor, la apariencia y la vida útil.
  4. Nutrición:Debido a su alto contenido calórico y bajo valor nutricional, el consumo excesivo se ha asociado con problemas de salud, como obesidad, enfermedades cardíacas, hipertensión y diabetes tipo 2.
  5. Economía:
    • Generalmente, es más barata que la comida en restaurantes tradicionales.
    • Los restaurantes de comida rápida a menudo ofrecen ofertas y promociones para atraer a los clientes.
  6. Ubicación y Acceso:Las cadenas de comida rápida a menudo se encuentran en lugares estratégicos, como carreteras principales, centros comerciales y zonas urbanas con alta densidad de población.

Consideraciones

  • Es fundamental moderar el consumo de comida rápida y equilibrarlo con opciones más saludables.
  • Algunas cadenas están introduciendo opciones más saludables en sus menús, como ensaladas, frutas y opciones de carne magra.
  • Leer la información nutricional (si está disponible) puede ayudar a tomar decisiones más informadas.
  • Optar por bebidas sin azúcar, reducir el tamaño de las porciones y evitar las opciones «súper tamaño» son formas de hacer que una comida rápida sea un poco más saludable.

La comida rápida ofrece conveniencia y satisface antojos, pero como con cualquier alimento, la clave está en el equilibrio, la moderación y la toma de decisiones informadas.

3. Sopas y salsas preparadas

Sopas y salsas preparadas

Las sopas y salsas preparadas son productos alimenticios que han sido cocinados y empaquetados previamente, de manera que están listos para consumir o requieren un mínimo de preparación, como calentar. Estos productos se ofrecen para ofrecer conveniencia a los consumidores y se pueden encontrar en supermercados y tiendas de comestibles en una variedad de formatos: enlatados, congelados, en frascos o en bolsas.

Características de las sopas y salsas preparadas

  1. Variedad de Productos:
    • Sopas: Desde sopas de verduras, cremas, caldos hasta sopas más robustas con carne o pollo.
    • Salsas: Desde salsas básicas de tomate, pasando por bechamel, salsas para pasta, currys, salsas picantes y más.
  2. Ingredientes y Nutrición:
    • Pueden contener conservantes, estabilizantes, espesantes y saborizantes.
    • A menudo tienen niveles elevados de sal y/o azúcares.
    • Es importante leer las etiquetas para verificar los ingredientes y la información nutricional.
  3. Conveniencia:
    • Son ideales para aquellos con un estilo de vida ocupado que no tienen tiempo para preparar sopas o salsas desde cero.
    • Suelen tener una vida útil prolongada, especialmente si están enlatadas o en frascos sellados.
  4. Preparación:Generalmente, solo requieren ser calentadas antes de su consumo, aunque algunas salsas pueden necesitar la adición de ingredientes frescos o ser cocinadas con otros alimentos.
  5. Economía:Pueden ser más baratas que hacer sopas o salsas desde cero, especialmente si se adquieren en promoción o en formatos más grandes.
  6. Almacenamiento:
    • La mayoría de las sopas y salsas enlatadas o en frascos se pueden almacenar en la despensa, pero una vez abiertas, deben refrigerarse y consumirse en un plazo determinado.
    • Las opciones congeladas obviamente deben mantenerse en el congelador hasta que estén listas para usarse.

Consideraciones

  • Salud: Optar por versiones con bajo contenido de sal y azúcar. También hay opciones orgánicas o naturales disponibles en muchos supermercados.
  • Dietas Especiales: Buscar productos que se adapten a necesidades dietéticas específicas, como opciones sin gluten, bajas en grasa, vegetarianas o veganas.
  • Sabor y Calidad: Aunque las sopas y salsas preparadas son convenientes, es posible que no tengan el mismo sabor fresco o casero que las versiones hechas desde cero.

Las sopas y salsas preparadas ofrecen una solución rápida y fácil para las comidas, pero siempre es importante ser consciente de lo que estamos consumiendo y buscar opciones que sean tanto sabrosas como nutritivas. Siempre se pueden personalizar con ingredientes frescos para mejorar su sabor y valor nutricional.

4. Aperitivos y snacks salados

Aperitivos y snacks salados

Los aperitivos y snacks salados son alimentos que generalmente se consumen entre las comidas principales o se sirven en reuniones sociales y eventos. Suelen ser pequeñas porciones diseñadas para saciar el hambre momentáneo o simplemente para disfrutar de algo sabroso. Estos productos suelen destacar por su sabor salado y, en muchos casos, crujiente.

Ejemplos

  1. Papas fritas (patatas chips): Finas láminas de patata fritas en aceite y sazonadas, generalmente con sal. Pueden tener diferentes sabores agregados, como cebolla, queso, barbacoa, entre otros.
  2. Pretzels: Snack horneado que puede tener forma de nudo, palitos o anillos. Suelen estar cubiertos de sal gruesa.
  3. Nueces y frutos secos: Almendras, cacahuetes, nueces, entre otros, que pueden estar tostados y sazonados con sal o especias.
  4. Nachos con guacamole o salsa: Triángulos de tortilla de maíz que se sirven con diferentes salsas.
  5. Crackers y galletas saladas: Generalmente hechas de harina y sazonadas con sal. Pueden contener semillas, hierbas o especias.
  6. Tiras de maíz: Snacks fritos u horneados hechos principalmente de maíz.
  7. Mix de snacks: Combinaciones de diferentes productos, como frutos secos, pretzels, crackers y otros elementos.

Consideraciones

  1. Sal y Sodio: Estos productos a menudo contienen altas cantidades de sal, lo que puede contribuir al consumo excesivo de sodio, relacionado con problemas de hipertensión y enfermedades cardíacas.
  2. Grasas: Muchos snacks, especialmente los fritos, pueden contener altos niveles de grasas saturadas o grasas trans.
  3. Calorías: A pesar de ser porciones pequeñas, muchos snacks son densos en calorías y pueden contribuir al aumento de peso si se consumen en exceso.
  4. Ingredientes Artificiales: Algunos productos pueden contener colorantes, saborizantes y conservantes artificiales.
  5. Porciones: Es fácil comer en exceso cuando se trata de snacks. Es recomendable tener en cuenta la porción recomendada en el paquete.
  6. Opciones Saludables: Hay opciones más saludables disponibles en el mercado, como snacks horneados en lugar de fritos, productos sin sal añadida, o snacks hechos de ingredientes integrales.

A pesar de su sabor delicioso, es importante consumir aperitivos y snacks salados con moderación y ser consciente de su valor nutricional. Optar por opciones más saludables o preparar snacks en casa puede ser una buena alternativa para disfrutar de algo sabroso sin sacrificar la salud.

5. Palomitas

Palomitas

Las palomitas, también conocidas como popcorn en inglés, son un popular snack hecho a partir de granos de maíz que explotan y se expanden cuando se calientan. Estos granos tienen un pequeño contenido de agua en su interior, que cuando se calienta, se convierte en vapor, causando que el grano explote y revele la masa blanca y esponjosa del interior.

Historia y cultura

  • Las palomitas de maíz tienen una larga historia y han sido consumidas por culturas antiguas. Se han encontrado restos de palomitas en la cueva del «murciélago» en Nuevo México que datan de más de 4.000 años.
  • Las palomitas de maíz fueron populares en América del Norte mucho antes de la llegada de los europeos. Las tribus nativas americanas las consumían y las usaban también en ceremonias y adornos.

Nutrición

  1. Bajas en Calorías: Cuando se hacen al aire (sin mantequilla ni aceites) son bajas en calorías.
  2. Fibra: Son una buena fuente de fibra, lo que ayuda a la digestión.
  3. Antioxidantes: Contienen polifenoles, que son antioxidantes que pueden beneficiar la salud.
  4. Vitaminas y Minerales: Contienen pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B, magnesio y fósforo.

Formas de preparación

  1. Al aire: Usando una máquina de palomitas de aire caliente o una sartén. Esta es la forma más saludable de hacer palomitas.
  2. En el microondas: Es conveniente, pero las bolsas de palomitas para microondas a menudo contienen aditivos y pueden tener grasas no saludables.
  3. Con aceite: Cocinar en una sartén o cazuela con un poco de aceite.
  4. Con mantequilla o caramelo: A menudo se añaden para dar sabor, pero aumentan el contenido calórico y graso.

Consideraciones

  • Las palomitas de maíz son una opción de snack saludable si se preparan sin muchos añadidos. Sin embargo, se convierten en un alimento menos saludable cuando se les añade mantequilla en exceso, sal, caramelo o quesos artificiales.
  • Aunque son bajas en calorías, como con cualquier alimento, es importante consumirlas con moderación.
  • Es recomendable leer las etiquetas al comprar palomitas preenvasadas o para microondas, para estar informado sobre el contenido de sodio, grasas y otros ingredientes.

Las palomitas de maíz, en su forma más simple, son un snack versátil y saludable que puede ser disfrutado en muchas ocasiones, desde una noche de películas en casa hasta en reuniones sociales.

6. Congelados

Platos precocinados congelados

Los alimentos congelados son aquellos que han sido sometidos a un proceso de congelación con el objetivo de preservarlos y mantener sus propiedades durante un período prolongado de tiempo. La congelación es una de las formas más antiguas y efectivas de conservación de alimentos, y en la actualidad, gracias a las tecnologías modernas, podemos encontrar una amplia variedad de productos congelados en el mercado.

Ventajas

  1. Preservación: La congelación ralentiza la actividad microbiana y enzimática, lo que ayuda a conservar los alimentos por más tiempo sin que se deterioren.
  2. Nutrición: Cuando los alimentos son congelados poco después de ser cosechados o preparados, conservan muchas de sus vitaminas y nutrientes esenciales. En algunos casos, los alimentos congelados pueden incluso retener más nutrientes que los productos frescos que han estado almacenados durante un tiempo prolongado.
  3. Conveniencia: Los alimentos congelados están listos para usar, lo que puede ahorrar tiempo en la preparación y cocción. También pueden ser una opción rápida para comidas en días ocupados o cuando no se dispone de ingredientes frescos.
  4. Disponibilidad: Permiten el consumo de alimentos fuera de temporada o aquellos que no están disponibles localmente.
  5. Reducción del Desperdicio: Los alimentos congelados pueden ser utilizados según la necesidad, reduciendo así el desperdicio.

Tipos comunes de alimentos congelados:

  • Frutas y Verduras: A menudo son congeladas poco después de ser cosechadas, lo que permite conservar sus nutrientes.
  • Carnes y Pescados: Se pueden encontrar en porciones individuales o en paquetes más grandes.
  • Comidas Preparadas: Desde pizzas hasta platos más elaborados, hay una amplia gama de comidas congeladas listas para calentar y servir.
  • Pan y Productos de Panadería: Como panes, pasteles y otros productos que pueden ser calentados rápidamente.
  • Helados y Postres: Una de las categorías más populares de alimentos congelados.

Consideraciones

  1. Etiquetado: Es importante leer las etiquetas para verificar la fecha de caducidad, los ingredientes y la información nutricional.
  2. Almacenamiento: Los alimentos deben ser almacenados adecuadamente en el congelador y a la temperatura correcta para asegurar su conservación.
  3. Descongelación: Los alimentos deben ser descongelados correctamente, preferiblemente en el refrigerador y no a temperatura ambiente, para evitar la proliferación de bacterias.
  4. Calidad vs. Precio: Aunque la conveniencia es una ventaja, no todos los alimentos congelados son de alta calidad o nutritivos. Algunos pueden contener altos niveles de sodio, grasas, azúcares y aditivos.
  5. Sostenibilidad: Optar por productos con envases reciclables o mínimos para reducir el impacto ambiental.

Los alimentos congelados ofrecen una combinación de conveniencia y conservación, pero siempre es esencial hacer elecciones informadas para garantizar que se estén consumiendo productos de calidad y nutritivos.

7. Productos precocinados

Pizza precocinada

Los productos precocinados son alimentos que han sido previamente cocinados o parcialmente cocinados y luego envasados para su venta. Están diseñados para ofrecer una solución rápida y conveniente para las comidas, ya que requieren poco tiempo o esfuerzo adicional para preparar. Pueden encontrarse tanto refrigerados como congelados en supermercados y tiendas de comestibles.

Tipos comunes de productos precocinados

  1. Carnes y Aves: Pollo asado, albóndigas, salchichas cocidas, filetes empanados o brochetas.
  2. Pescados y Mariscos: Filetes de pescado empanado, gambas al ajillo o calamares a la romana.
  3. Platos Principales: Lasagna, paella, guisos, curry, entre otros.
  4. Pizzas y Tartas: Pizzas de diversos sabores, quiches, etc.
  5. Ensaladas: Ensalada de pasta, ensaladilla rusa, tabulé, entre otras.
  6. Sopas y Cremas: Sopas de verduras, cremas de mariscos, gazpacho, etc.
  7. Acompañamientos: Puré de patatas, arroces, verduras al vapor, entre otros.
  8. Desayunos y Snacks: Tortillas, bocadillos, wraps, entre otros.

Ventajas de los productos precocinados

  1. Conveniencia: Son ideales para personas con poco tiempo para cocinar, proporcionando una comida rápida y fácil.
  2. Variedad: Ofrecen una amplia gama de opciones para diferentes gustos y necesidades dietéticas.
  3. Conservación: La mayoría tienen una vida útil prolongada gracias a su método de preparación y envasado.

Consideraciones al elegir productos precocinados

  1. Ingredientes y Nutrición: Muchos productos precocinados pueden ser altos en sodio, grasas, azúcares y conservantes. Es esencial leer las etiquetas para elegir opciones más saludables y estar informado sobre lo que se está consumiendo.
  2. Calidad vs. Precio: Mientras que algunos productos precocinados ofrecen una excelente relación calidad-precio, otros pueden ser más caros que hacer una comida similar desde cero.
  3. Porciones: A menudo, los envases pueden ser más grandes de lo que una persona necesita, lo que puede llevar a un consumo excesivo de calorías si no se controlan las porciones.
  4. Medio ambiente: El embalaje utilizado en productos precocinados puede ser una preocupación desde el punto de vista medioambiental, especialmente si se utiliza mucho plástico.

Aunque los productos precocinados ofrecen una solución rápida y conveniente para las comidas, es importante seleccionar cuidadosamente y complementarlos con alimentos frescos y nutritivos cuando sea posible. Así se garantiza una dieta equilibrada y saludable. Además, es crucial ser consciente de las porciones y evitar el consumo excesivo.

8. Helados y cremas

Helados deliciosos

Los helados son postres congelados hechos principalmente a base de leche o crema y azúcares, a menudo combinados con sabores, frutas, chocolates, nueces y otros ingredientes. Se disfrutan en todo el mundo y vienen en una amplia variedad de sabores y estilos.

Tipos de helados

  1. Helado de crema: Es el helado tradicional que se hace con leche, crema, azúcar y saborizantes.
  2. Gelato: Una variante italiana que tiene menos grasa que el helado tradicional y suele ser más denso.
  3. Sorbetes: Hechos sin lácteos, principalmente con agua, azúcar y saborizantes, como jugo de fruta.
  4. Helados sin lactosa: Elaborados para personas intolerantes a la lactosa, utilizando bases alternativas como leches vegetales.
  5. Helados veganos: Hechos sin ingredientes de origen animal, comúnmente usando leche de coco, almendra, soja u otras leches vegetales.
  6. Yogur helado: Utiliza yogur en lugar de crema o leche, lo que le da una textura más suave y un sabor ligeramente agrio.

Ventajas de los helados

  1. Diversidad: Hay una amplia variedad de sabores y tipos, lo que significa que hay un helado para casi todos los gustos.
  2. Refrescante: Es un postre ideal para enfriarse en un día caluroso.
  3. Versatilidad: Puede ser utilizado en una variedad de postres, desde batidos hasta tartas de helado.

Consideraciones al consumir helados

  1. Calorías: Los helados pueden ser altos en calorías y grasas, especialmente aquellos que son muy cremosos o que contienen muchos añadidos como chocolate, caramelo o nueces.
  2. Azúcar: Muchos helados comerciales contienen altas cantidades de azúcares añadidos.
  3. Intolerancias: Las personas con intolerancia a la lactosa o alergias a ciertos ingredientes deben elegir sus helados con cuidado.
  4. Aditivos: Algunos helados comerciales pueden contener colorantes, conservantes y otros aditivos.

Para aquellos que buscan opciones más saludables, hay helados bajos en grasa, bajos en azúcar o helados elaborados con ingredientes naturales y orgánicos. Como con todos los postres y golosinas, el consumo moderado es clave.

9. Barritas de cereales

Barritas de cereales

Las barritas de cereales son snacks prácticos y portátiles, compuestos principalmente de granos y cereales, junto con una variedad de otros ingredientes que pueden incluir frutas, nueces, semillas, chocolates y endulzantes. Son populares entre personas que buscan un tentempié rápido o un impulso energético durante el día.

Ingredientes comunes

  1. Cereales y Granos: Avena, trigo, arroz inflado, mijo, quinoa, entre otros.
  2. Endulzantes: Miel, jarabe de arce, jarabe de agave, azúcar moreno, jarabe de maíz con alto contenido de fructosa.
  3. Frutas secas: Pasas, dátiles, albaricoques, arándanos, fresas, entre otros.
  4. Nueces y Semillas: Almendras, nueces, cacahuetes, semillas de calabaza, semillas de girasol, chía, linaza.
  5. Saborizantes y Especias: Vainilla, canela, cacao, sal marina.
  6. Otros ingredientes: Chocolate, yogur, proteínas en polvo, fibra adicional.

Ventajas

  1. Conveniencia: Son fáciles de transportar y no requieren refrigeración, lo que las hace ideales para viajar, hacer senderismo, o simplemente como un snack rápido.
  2. Fuente de energía: Proporcionan carbohidratos de rápida digestión, útiles para un impulso energético antes o después del ejercicio.
  3. Variedad: Hay una amplia gama de sabores y composiciones disponibles en el mercado.

Consideraciones

  1. Contenido de azúcar: Muchas barritas comerciales contienen altas cantidades de azúcares añadidos, lo que puede no ser adecuado para personas que están controlando su ingesta de azúcar.
  2. Calorías: A pesar de su tamaño pequeño, algunas barras pueden ser densas en calorías debido a ingredientes como nueces, chocolates o endulzantes.
  3. Ingredientes artificiales: Algunas barras comerciales pueden contener colorantes, conservantes y otros aditivos. Es esencial leer las etiquetas.
  4. Precio: Las barritas de cereales pueden ser más caras que otros snacks, especialmente las opciones orgánicas o con ingredientes de alta calidad.

Hacer barritas de cereales en casa

Una excelente manera de disfrutar de las barritas de cereales de manera saludable es hacerlas en casa. Esto permite controlar los ingredientes y adaptar la receta a las preferencias personales. Simplemente se combinan los ingredientes secos (como cereales, frutas secas y nueces) con endulzantes líquidos (como miel o jarabe de agave) para formar una masa pegajosa. Luego, se presiona esta mezcla en un molde, se refrigera hasta que esté firme y finalmente se corta en barras.

En resumen, las barritas de cereales pueden ser un snack práctico y nutritivo, pero es crucial elegir sabiamente y estar atento a los ingredientes y el contenido nutricional.

10. Margarinas

Margarina

La margarina es un sustituto de la mantequilla elaborado a partir de aceites vegetales. Se creó en el siglo XIX como una respuesta a la necesidad de una alternativa más económica a la mantequilla. A lo largo de los años, la margarina ha pasado por varios cambios en su composición y producción para mejorar su sabor, textura y perfil nutricional.

Características y producción

  1. Aceites Vegetales: La margarina se elabora principalmente a partir de aceites vegetales, como el de soja, maíz, girasol o canola, que son líquidos a temperatura ambiente.
  2. Hidrogenación: Para convertir estos aceites en una sustancia sólida o semi-sólida similar a la mantequilla, se les somete a un proceso llamado hidrogenación. Sin embargo, este proceso ha sido objeto de preocupaciones de salud, ya que puede producir grasas trans, que se han relacionado con enfermedades cardíacas.
  3. Ingredientes Adicionales: Para mejorar el sabor, la textura y la estabilidad, a la margarina también se le pueden añadir ingredientes como agua, sal, emulsionantes, conservantes, vitaminas (como la A y la D) y colorantes (para darle un tono amarillo similar al de la mantequilla).

Ventajas de la margarina

  1. Menos Grasas Saturadas: Tradicionalmente, las margarinas contienen menos grasas saturadas que la mantequilla.
  2. Versatilidad: Se puede usar en cocinar y hornear, similar a la mantequilla, aunque las proporciones pueden variar.
  3. Precio: Generalmente es más económica que la mantequilla.
  4. Vida Útil: Suele tener una vida útil más larga que la mantequilla, debido a los conservantes.
  5. Variantes: Hay margarinas enriquecidas con esteroles y estanoles vegetales que pueden ayudar a reducir el colesterol.

Consideraciones

  1. Grasas Trans: Como mencionado, algunas margarinas, especialmente las más sólidas, pueden contener grasas trans, aunque muchas marcas han reformulado sus productos para reducir o eliminar estas grasas debido a preocupaciones de salud.
  2. Sabor: Aunque la margarina ha mejorado su sabor con el tiempo, algunas personas todavía prefieren el sabor natural de la mantequilla.
  3. Ingredientes artificiales: Algunas margarinas pueden contener colorantes, conservantes y otros aditivos.
  4. Salud: A pesar de ser una alternativa a la mantequilla, no necesariamente es la opción más saludable, especialmente si contiene grasas trans o se consume en exceso.

Con el crecimiento de la conciencia sobre la salud y la nutrición, hay disponibles margarinas más saludables en el mercado que están hechas con aceites no hidrogenados y sin grasas trans. Siempre es esencial leer las etiquetas y estar informado sobre lo que se está consumiendo. Es importante recordar que, independientemente de si se elige margarina o mantequilla, ambas deben consumirse con moderación dentro de una dieta equilibrada.


No obstante, ante la duda, no hay nada mejor que leer al detalle las etiquetas que indican la composición de cada alimentos y si encontramos grasas saturadas, grasas trans, azúcares refinados, azúcares añadidos, porcentajes elevadas de aceites o las palabras «hidrogenada», «hidrogenado» o sus plurales, son más que sospechosas de ser nocivas para nuestra salud. Comer fresco, variado y con un alto contenido en fruta y verdura es el camino más corto para llevar una vida cardiosaludable.

Deja una respuesta